El deporte amateur catalán aplicará su esperada "desescalada"

|

La Federación Catalana de Fútbol (también la de Baloncesto) encabezan los organismos deportivos que trabajan estrechamente con la Secretaría General de l'Esport de la Generalitat para coordinar "su" esperada "desescalada" que permita reanudar progresivamente la actividad y las competiciones tras las "relajaciones" decretadas este jueves 4 de febrero por el Procicat que ha autorizado la esperada movilidad comarcal.


El escenario idílico que se ha estado planificando durante semanas  (la Federació Catalana de Fútbol  ha luchado hasta el final para que puedan retornar las competiciones) pasa por retomar incluso la competición en próximos días. Se piensa en crear "grupos burbuja" de entrenamiento durante dos semanas con el horizonte de volver a jugar la Liga (a partir de la muy competitiva Primera Catalana con clubs muy históricos con el agua al cuello) el último fin de semana de este mismo mes.


El plan (permitirá competir además a la Categoría Preferente Juvenil en el ámbito masculino) contempla permitir el desplazamiento de los deportistas siempre que puedan acreditar su condición de federados y alargar el horario de cierre de instalaciones hasta las 23 horas para hacer posible la vuelta a los entrenos. Es obvio que es necesario un período mínimo de preparación antes de volver a competir al máximo nivel que es a lo que aspira la Federació Catalana con el apoyo de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF). 


Por lo tanto, la vuelta a los entrenamientos debería empezar a producirse a partir del próximo lunes 8 de febrero, una vez suavizadas y matizadas las actuales restricciones.


Martorell(2 1)Lluita(II)4.X.20

Martinenc y Martorell en lucha el 4 de octubre antes de interrumpirse la Liga @FJMonfort


En este contexto, la propia RFEF (a través de su presidente Luis Rubiales en coordinación con el máximo mandatario de la territorial, Joan Soteras), ha llegado a enviar una carta al vicepresident de la Generalitat con funciones de president, Pere Aragonès, solicitando el inicio de las ligas amparándose en la exitosa política de control,  testeo y protocolos de salud que, como la Liga de Fútbol Profesional, está exhibiendo en todo el ámbito estatal, la Federación Española.


Rubiales alertó al Ejecutivo catalán que si hubieran territorios que no pudieran competir, sus equipos no podrán optar a los ascensos  a categorías nacionales. Unos equipos, en muchos casos de auténtica referencia y gran trayectoria en el deporte catalán, que están agonizando literalmente al no poder desarrollar sus actividades, sin competir y sin obtener ingresos. Las "advertencias" de Rubiales y de la FCF no han caído en "saco roto". El secretari general de l'Esport del Gobierno catalán se ha alineado con ellos.


La crisis está resultando tan letal que no pocos clubs, desesperados, han llegado a plantear a la Federació Catalana que declare nula la competición si esta no se hubiera podido reactivar, definitivamente, en los próximos días. 


De hecho,  el deporte amateur catalán general, más allá del fútbol y del baloncesto (como el de otras comunidades), ha clamado por la recuperación de la actividad al proclamar que el deporte "es salud y no un problema". La Unió de Federacions Esportives de Catalunya (UFEC) ha liderado, de forma muy activa, las protestas.




Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH