Sabadell pedirá inversión europea para rehabilitar el Castillo de Can Feu

|

El Ayuntamiento de Sabadell ha presentado una propuesta para rehabilitar de manera integral el Castillo de Can Feu y convertirlo en un centro de formación en jardinería, horticultura y otros oficios medioambientales, dirigido a personas desempleadas o con dificultades para acceder al mercado laboral. Para el proyecto, que incluiría la recuperación del castillo, el terreno del entorno y los jardines románticos que habían rodeado el edificio y parte del bosque, se pedirán fondos europeos. De hecho, la propuesta del Castillo de Can Feu será uno de los proyectos que Sabadell presentará a Next Generation, destinados a la reconstrucción de los diferentes países de la Unión Europea tras la Covid-19.


Castillo Can Haga 7109aa301f8edec3321a835bf4752f9d

IMAGEN DEL AYUNTAMIENTO DE SABADELL


De este modo, se recuperaría un elemento patrimonial emblemático de Sabadell en un momento especialmente complicado y marcado por los efectos económicos y sociales de la pandemia. Y vinculante al mismo tiempo su uso a uno de los sectores emergentes y que coinciden con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), potenciando al mismo tiempo la economía verde y circular.


El nuevo centro, que prevé contar con una zona de huerta y diversos espacios formativos, se enmarca dentro de un proyecto de rehabilitación que permitiría la producción agraria de km 0 y la solidaridad alimentaria. También sería un espacio cultural con actividades de ocio compatibles con todos los usos formativos y productivos y donde se velaría por la divulgación educativa medioambiental.


La propuesta sumaría un nuevo polo de actividades de formación directamente ligadas a favorecer la inserción laboral de la ciudadanía, añadiendo el Castillo de Can Feu los centros formativos que ya funcionan en el Vapor Llonch y Cal Molins. También en el que acogerá la Escuela de Restauración a Sallarès y Diez. De esta manera se podrían crear sinergias entre los diferentes espacios y al mismo tiempo se potenciaría la relación con el conjunto de la ciudad.


En este sentido, por ejemplo, se prevé que el alumnado del nuevo centro ponga en práctica lo que haya aprendido haciendo tareas en espacios naturales como la reforestación de los bosques de Can Feu y de Can Deu y también contribuyendo en la producción de alimentos ecológicos para la escuela de restauración.


Además de la horticultura y la jardinería, el centro acogería formación en otras especialidades como interpretación y educación ambiental, agricultura ecológica, repoblaciones forestales y tratamientos silvícolas, actividades auxiliares de viveros, floricultura sostenible, recuperación espacios naturales y actividades lúdicas y guía a la naturaleza.


Asimismo, se prevé desarrollar casas de oficios especializadas, planes de empleo y programas de conocimientos de oficios y prelaborales, que ayudarían a difundir los valores productivos, ecológicos y sociales.


Actividades económicas sostenibles


Por otra parte, desde el Castillo de Can Feu se quiere fomentar la creación y consolidación de empresas o nuevas líneas de negocio y se canalizaría la inversión hacia actividades económicas sostenibles. Se buscaría integrar iniciativas de apoyo a la emprendeduría, crear sinergias y ponerlas al servicio de los emprendedores verdes. Cabe decir que en este ámbito no se partiría de cero, ya que se cuenta con la experiencia de apoyo a empresas y emprendimiento que proporciona el servicio de Promoción Económica en el Vapor Llonch.


Entre las iniciativas empresariales que se podrían promocionar habría el ecodiseño, la simbiosis industrial, la remanufactura, la reutilización, la lucha contra el despilfarro alimentario, la economía colaborativa, el mantenimiento y la reparación.


La rehabilitación del conjunto


La actuación afectaría a los aproximadamente 4.000 m2 que ocupa el Castillo, los 2.000 m2 con los que cuenta el espacio de caballerías y los 10.000 m2 de los espacios exteriores.


El proyecto prevé destinar la planta baja del castillo para recepción, administración, archivo y sala de actos y de exposiciones, que podrían ser abiertos al barrio ya la ciudad. En las diferentes plantas se ubicarían aulas de formación teórica y laboratorios de experimentación, salas de apoyo a la creación de empresas y de coworking y el semisótano un almacén y / o varias funcionalidades ligadas al ocio, ya que tiene salida directa en el patio de armas interior y al exterior.


A las caballerías se situarían talleres de grandes dimensiones para desarrollar tareas prácticas relacionadas con las acciones formativas y, en la granja, un almacén agrario.


Por su parte, el solar exterior debe permitir construir un gran invernadero donde puedan trabajar y formarse alumnos de jardinería y horticultura, zona de huertas diferenciadas para horticultura, floricultura y jardinería y zona de prácticas para otras especialidades relacionadas con el ocio y los oficios tradicionales.


La rehabilitación se haría respetando los criterios de patrimonio histórico del castillo y con mecanismos de construcción que generaran el menor impacto ambiental posible.


Next Generation


Dotado con un total de 750.000 millones de euros para el conjunto de países de la Unión Europea, el fondo Next Generation tiene como objetivo reparar los efectos económicos, sociales y sanitarios de la pandemia del Covid-19 e impulsar la transición ecológica y digital. Se trata de una oportunidad de financiación extraordinaria y sin precedentes, que puede tener un impacto importante en las generaciones futuras.


Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH