El Gobierno ya trabaja en el diseño del macrofondo de pensiones ​

|

Los Presupuestos Generales del Estado del 2021 contemplan la creación de un fondo de pensiones público sin precedentes en España, si bien desde su aprobación algunas personas tienen dudas sobre este aspecto. 


El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, comparece en la Comisión de Pacto de Toledo, en el Congreso de los Diputados, a 12 de abril de 2021, en Madrid (España). El ministro de Seguridad Social comparece hoy en esta com

José Luis Escrivá (EP)


Pero el Ministerio de Inclusión y Seguridad Social y la Vicepresidencia de Asuntos Económicos ya han empezado a trabajar en el diseño de esta nueva regulación: desde hace unas semanas se ha creado un grupo de trabajo formado por miembros de la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones de la Vicepresidencia económica y representantes de Seguridad Social para tirar adelante el planteamiento de Escrivá. Desde el Ministerio de Inclusión y Seguridad Social se espera poner en funcionamiento un macrofondo de pensiones públicas que pueda acoger planes de pensiones en funcionamiento y nuevos planes que se pongan en marcha, además de tener comisiones de funcionamiento más bajas que las actuales. 


En la actualidad la Administración  General del Estado no puede promover un fondo de planes de pensiones, y el Gobierno debe proponer un proyecto de ley para que haya un soporte jurídico sobre el que la propuesta de Escrivá se desarrolle. Las conversaciones hasta el momento dejan con un proyecto de gran alcance que pueda multiplicar por seis en menos de diez años los trabajadores adscritos a planes de empleo, llegando a los 13 millones sobre 2030. Además, Escrivá prevé invertir un presupuesto de unos 100.000 millones de euros.


Escrivá asegura a Bruselas -a quienes envió el pasado viernes la propuesta- que este macrofondo sería un potente instrumento de política económica para España y que el fondo se convertirá "en una fuente fundamental de financiación privada de las inversiones para la transición energética y digital".


Por su parte, desde Bruselas se han mostrado muy interesados en el plan español y ya han contactado con el Ministerio para preguntar por la iniciativa y su desarrollo. 


El Gobierno tiene todavía un largo camino por recorrer en el que se espera contar con la colaboración de actores privados. Desde el sector privado han dicho que el Ministerio de Escrivá ha manifestado su interés en que formen parte del proceso para conseguir un macrofondo público de pensiones, pero todavía no han concretado la manera para conseguirlo. 


Desde Inverco, patronal de gestoras de fondos y planes de pensiones, han dicho que ya han empezado a trabajar en una plataforma tecnológica que canalice la demanda de planes de pensiones de empresa que pueden surgir cuando el gobierno ponga en marcha el macrofondo de pensiones público con el objetivo de que las entidades puedan ofrecer los mejores planes en esa plataforma. 


Si bien desde el sector privado no acaban de aceptar una de las propuestas del gobierno: su intención de que el fondo sea gestionado por una única entidad. Y es que sospechan que esto generaría una asimetría en el mercado actual, y prefieren organizar el gran fondo de pensiones públicos en tramos para garantizar mayor competencia en el mercado. 


Por otro lado, una gran pregunta que deja el macrofondo es la de los incentivos fiscales. Desde el sector privado piensan que el plan no llegará lejos si no se estimula con ayudas fiscales más directas a las aportaciones de particulares y empresas. 


Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH