El permiso menstrual, un derecho laboral para las trabajadoras del Ayuntamiento de Girona pionero en Europa

|

Aunque la regla jamás debería doler, para algunas mujeres, la menstruación supone un auténtico calvario. Padecen dismenorrea, es decir, reglas especialmente dolorosas. No se trata de las típicas molestias menstruales, sino de dolores tan intensos que muchas veces les impiden hasta salir de la cama y pueden ir acompañados de náuseas y vómitos.


Las mujeres irrumpen con fuerza en la cirugía estética genital y ya copan la mitad de operaciones

Muchas mujeres sufren dismenorrea, es decir, reglas especialmente dolorosas/Archivo


Los profesionales de la salud confirman que una de cada diez mujeres sufre dismenorreas, aunque las cifras podrían ser superiores. Estas pueden estar provocadas por complicaciones más severas, como enfermedades de transmisión sexual o endometriosis, pero muchas veces el origen es desconocido. Tampoco ayuda que las mujeres todavía nos sintamos demasiado cohibidas para expresar con libertad el dolor que sentimos (siempre o a veces) y los cambios que experimenta nuestro cuerpo a lo largo del mes.


Incluso las mujeres que no padecen dismenorrea también pueden encontrarse mal los primeros días de la regla, ya que factores como el estrés, la ansiedad, el peso, la dieta o llevar unos determinados hábitos de salud (entre otros) también influye en el dolor que se puede llegar a sufrir. El mercado laboral tampoco deja espacio para relajar los tempos y/o adaptarlos a la ciclicidad femenina.


En este sentido, el Ayuntamiento de Girona, junto con la Intersindical-CSC, podría haber dado un paso de gigante hacia la adquisición de un nuevo derecho feminista que, de bien seguro, podrá mejorar la calidad de vida de las trabajadoras.


Permiso de 8 horas al mes


Y es que el Ayuntamiento de Girona y la Intersindical-CSC han acordado que las trabajadoras municipales puedan disponer de un permiso de flexibilización menstrual los días que tengan la regla. Se trata de 8 horas al mes, que se podrán “recuperar” en tres meses.


El acuerdo, alcanzado en la Mesa General de Negociación con fecha del 30 de abril, deberá aprobarse definitivamente en el pleno de junio, según han informado fuentes municipales.

En un comunicado, el sindicato ha celebrado que el permiso sitúa por primera vez "este proceso fisiológico ignorado, estigmatizado y del que se habla 'sotto voce' en una mesa y se concreta con un acuerdo".


La organización ha recordado que, hasta ahora, las trabajadoras del Ayuntamiento utilizaban "de manera habitual" sus días de indisposición y algunos de vacaciones cuando tenían la menstruación.


Esta situación evidencia que este proceso fisiológico femenino a menudo imposibilita conciliar la salud y el trabajo de las mujeres, según ha señalado el sindicato.


"La regla no debe ser dolorosa, pero puede dar puntualmente molestias y es en referencia a estas molestias que se centra este permiso, que nos puede llevar a necesitar de unas horas en momentos concretos".


"Reivindicamos desde el sindicalismo feminista que las mujeres tenemos derecho a conciliar el cuidado de nuestra salud con nuestros trabajos", ha añadido la organización.


En un mensaje en Twitter este martes, la Intersindical ha señalado que su objetivo es llevar este permiso a "todos los centros de trabajo" donde tienen representación.


Un derecho pionero


A pesar de que el permiso menstrual es un derecho largamente reclamado desde determinados sectores feministas, no está exento de polémica y desacuerdos.


¿Qué pasa en otros países? Italia parece ser el único país de Europa que contempla la idea de un permiso menstrual de tres días desde el 2017, pero aún no se ha aprobado.


Corea del Sur y Japón contemplan entre sus legislaciones un permiso de descanso o reposo para las mujeres que tengan dolor durante su menstruación. Sin embargo, son poco utilizados ya que las trabajadoras denuncian que eso es percibido como “mala imagen” por parte de la empresa.


Desgraciadamente, aún queda mucho camino que recorrer, sobre todo en países como la India, donde en determinadas regiones las mujeres son apartadas de la sociedad y tratadas como parias durante la menstruación.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH