La vacuna reduce drásticamente las infecciones sintomáticas y asintomáticas, según un estudio

|

La vacunación reduce drásticamente las infecciones sintomáticas y asintomáticas por COVID-19, según un estudio realizado a los empleados del St. Jude Children's Research Hospital (Estados Unidos) que ha comparado a los vacunados con sus compañeros no vacunados.


Este trabajo, publicado en la revista 'Journal of the American Medical Association', es uno de los primeros en mostrar una relación entre la vacunación con COVID-19 y un menor número de infecciones asintomáticas.


Archivo - Un empleada sanitaria suministra la vacuna contra la Covid-19 en el dispositivo de vacunación puesto en marcha en el polideportivo Germans Escales, en Palma de Mallorca.

Una sanitaria administra la vacuna del Covid-19 en el polideportivo de Palma @ep


"Aunque es necesario seguir investigando, al prevenir las infecciones, incluso en personas asintomáticas, hay una gran posibilidad de que la vacunación disminuya la transmisión del SARS-CoV-2", explica el doctor Diego Hijano, del Departamento de Enfermedades Infecciosas del St. Jude.


En el estudio participaron 5.217 empleados de St. Jude que eran elegibles según las directrices del estado de Tennessee para la vacunación entre el 17 de diciembre de 2020 y el 20 de marzo de 2021. Más del 58 por ciento de los empleados fueron vacunados durante ese período. La mayoría de los trabajadores recibieron ambas dosis.


En general, la vacunación redujo el riesgo de infección asintomática y sintomática por SARS-CoV-2 en un 79 por ciento en los empleados vacunados en comparación con sus colegas no vacunados. Un análisis de las infecciones asintomáticas por sí solas reveló que la vacunación redujo el riesgo en un 72 por ciento.


La protección fue aún mayor para los empleados que completaron dos dosis. Una semana o más después de recibir la segunda dosis, los empleados vacunados tenían un 96 por ciento menos de probabilidades de infectarse con el SARS-CoV-2 que los no vacunados. Cuando los investigadores examinaron sólo las infecciones asintomáticas, la vacunación redujo el riesgo en un 90 por ciento.


Durante el estudio, 236 de los 5.217 empleados incluidos en el análisis dieron positivo en la prueba del SARS-CoV-2. Entre ellos había 185 empleados no vacunados y 51 de los 3.052 trabajadores que habían recibido al menos una dosis de la vacuna.


Casi la mitad de los casos positivos, 108, no manifestaron síntomas en el momento de la prueba. Entre los casos asintomáticos había 20 empleados que habían recibido una dosis de la vacuna y tres que dieron positivo a los siete días de la segunda dosis. "Los resultados son un recordatorio de los muchos casos ocultos en la población, lo que hace que la contención del virus sea un gran reto", explican los científicos.


El grupo de estudio incluía una muestra representativa de empleados en cuanto a raza y género. Más del 80 por ciento de los empleados eran menores de 65 años. El grupo vacunado incluía un mayor porcentaje de personal sanitario, el 47 por ciento, que los empleados no vacunados, el 25,7 por ciento.


Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH