La justicia tumba el plan de Colau para evitar que se contruyan nuevos hoteles en Barcelona

|

El Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) ha ratificado la anulación al Plan Especial Urbanístico de Alojamientos Turísticos (Peuat) de Barcelona de 2017 al no admitir a trámite el recurso de casación que el consistorio interpuso contra la sentencia que lo anulaba por inexistencia de evaluación económica y financiera.


La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, en una foto de archivo.

Ada Colau @ep


Según ha anunciado la teniente de alcalde de Urbanismo, Janet Sanz, el plan sigue vigente porque el consistorio aprobó inicialmente en enero de 2020 una actualización del Peuat, incorporando las modificaciones que alegaba la sentencia, por lo que ha insistido en que "las prohibiciones y limitaciones que fijaba el Peuat de 2017 siguen vigentes" en base a la nueva aprobación.


El plan marca que no se podrán ampliar ni abrir nuevos establecimientos en el centro de la ciudad, que no se podrá aumentar el número de viviendas de uso turísticos y que un establecimiento no podrá sustituir viviendas existentes.


Según el Ayuntamiento, la actualización aprobada inicialmente y la correspondiente suspensión de licencias impiden que se tramite ningún proyecto contrario a su normativa, de manera que "en ningún caso se pone en duda la columna vertebral ni los principios básicos que rigen el plan".


"SENTENCIA DISCUTIBLE"


Sanz ha valorado que es una "sentencia discutible" porque ha asegurado que tiene contradicciones jurídicas, pero ha reconocido que era un riesgo que contemplaban porque los recursos de casación se admiten pocas veces, en sus palabras.


"Cuando innovas y cambias las reglas del juego y planteas propuestas para ganar autonomía municipal sabes que habrá un riesgo y que habrá debate jurídico", ha apuntado.


A pesar de eso, ha defendido que el Peuat ha cumplido con los objetivos previstos: "Nos ha salvado del colapso turístico", porque se ha limitado el crecimiento hotelero en ámbitos saturados --como Ciutat Vella, Gràcia y Eixample-- y se han extendido a otras zonas como Nou Barris, Sant Andreu, Les Corts o el 22@, ha explicado.


"Ninguna sentencia nos dice que no podemos hacer un Peuat. Ni que no tenemos competencia para hacerlo. Ni que tenemos que pagar nada", ha señalado Sanz, que ha insistido en que el Ayuntamiento tiene competencia para realizar estos planes.


En este sentido, ha remarcado que el plan cuenta con una mayoría política que lo aprobó, por lo que ha asegurado que la ciudad tiene un Peuat "que no está en duda", y ha explicado que la nueva actualización se encuentra en fase de exposición pública y pendiente de su aprobación definitiva en el plenario.


ERC Y CS PIDEN UN PEUAT "FIRME"


Para el grupo municipal de ERC, la situación con el Peuat representa "un nuevo ejemplo de la incapacidad del Gobierno de los comuns y el PSC de ofrecer respuestas adecuadas y bien hechas para la ciudad", a los que les ha reprochado quedarse en el terreno superficial en sus propuestas.


Por su parte, la líder de Cs en el consistorio, Luz Guilarte, ha reclamado al Gobierno municipal "que no sigan perdiendo más tiempo en proyectos sectarios e ideológicos" y les ha instado a aprobar un nuevo Peuat en criterios técnicos para que dé respuesta a la nueva situación socioeconómica.


Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH