La madre de las niñas desaparecidas en Tenerife pide como regalo de cumpleaños divulgar las fotos y vídeos de sus hijas

|

Beatriz Z.Z., madre de las niñas Anna y Olivia, desaparecidas desde el pasado 27 de abril en la isla de Tenerife junto a su padre, Tomás Gimeno, ha pedido como regalo de cumpleaños que le ayuden a difundir las fotos y vídeos de sus hijas para que alguien pronto las reconozca.


Tomás Antonio Giméno y sus hijas Anna y Olivia

Tomás Gimeno y las niñas desaparecidas, Anna y Olivia - Europa Press


A través de una carta, Beatriz afirma que no se pueden imaginar lo que siente cada día que pasa, "la incertidumbre de no saber cómo están, la incertidumbre de saber si están bien, la rabia de que ellas tengan que sufrir esta locura cuando son dos angelitos, como todos los niños del mundo".


En su misiva, sostiene que todos estos sentimientos mezclados "cada día lo hace más difícil". "Pero están ustedes, el mundo. No permitamos que estas cosas puedan suceder", añade.


Beatriz reconoce que tiene miedo de qué decir o qué escribir por las repercusiones que pueda tomar el padre, sobre el que se ha dictado una orden internacional de búsqueda por un presunto delito de secuestro parental, dictado por el Juzgado de Instrucción nº 3 de Güímar, que mantiene el caso bajo secreto de sumario.


"Todas esas incertidumbres son muy duras", señala la madre de Anna y Olivia, que por eso pide "de corazón" que le ayuden a encontrarlas. "Yo nunca voy a parar porque mi vida no tendría sentido. Esto no es algo que se pueda superar precisamente por la incertidumbre. Una enfermedad terminal, un accidente, tienen que ser terribles, insuperables en muchos casos, pero una desaparición con la incertidumbre de saber cómo están, de saber qué piensan, de saber que están queriendo llamarme, de robar ese derecho de protección de una madre, sí puede estar en nuestras manos que tenga un final feliz".


Beatriz ha querido dar las gracias "por toda la implicación que están teniendo y cariño que están poniendo", pero insistió en no parar hasta encontrarlas. "Vamos a demostrar que este mundo puede ser más seguro, donde no se permitan tales injusticias. Olivia y Anna... Las adoro mis niñas preciosas y voy a estar fuerte por ustedes porque me necesitan fuerte", termina la carta.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH