Casi el 50% de los suicidios de la provincia de Barcelona se podrían evitar

|

Suicidio.

@EP


Un estudio llevado a cabo por el Hospital Parc Taulí de Sabadell (Barcelona) ha revelado que el 46% de los suicidios que se producen en la provincia de Barcelona podrían evitarse si se pudiera hacer una detección y gestión más eficiente de los casos de alto riesgo.


El trabajo, publicado en la revista 'Archives of Suicide Research', ha analizado los casos de 2.109 personas muertas por suicidio en esta zona en el periodo 2010-2015, según ha informado este jueves el centro hospitalario en un comunicado.


De las 2.109 personas, un total de 971 habían acudido o solicitado atención en la asistencia primaria; entre ellas, el 33% murió durante la semana siguiente y el 58,5% lo hizo un mes después.


La observación ha mostrado que las personas que se quitaron la vida "habían hecho un uso frecuente de los servicios de salud de atención primaria, habían sido derivados a especialistas" en salud mental o habían estado de baja laboral durante el año anterior.


En este sentido, el coordinador de ensayos clínicos del Taulí, y responsable del estudio, el doctor Marc Fradera, ha señalado que esto "confirma que habitualmente los pacientes suicidas se ponen en contacto con el sistema sanitario de atención primaria, pero no son detectados como un alto riesgo" o no se les gestiona eficazmente para la prevención.


En el análisis hecho, el 74% eran hombres, mientras que un 34% mujeres, pese a que "los datos generales indican que se producen más intentos" entre ellas, según el estudio.


Los factores de riesgo que se han asociado a este tipo de muerte son "diversos" como autolesiones, trastornos psiquiátricos diagnosticados, antecedentes familiares, ingreso hospitalario reciente, pérdida del puesto de trabajo y dolor crónico, entre otros.


REGISTROS MÉDICOS ELECTRÓNICOS


Frades ha sugerido que disponer de los registros médicos electrónicos con los datos sobre muchos factores de riesgo supone "una oportunidad de intervención clínica con las herramientas adecuadas", ya que permitiría aplicar sistemas de apoyo para a los profesionales sanitarios a identificar y hacer un seguimiento de posibles casos mediante la Inteligencia Artificial.


El responsable del trabajo ha apuntado que en Catalunya "cada paciente dispone de un código sanitario público de identificación único" que ayuda a recuperar información sobre los factores de riesgo relevantes, como pueden ser hospitalizaciones previas e interacciones asistenciales en salud mental, una iniciativa piloto que el Taulí está trabajando para implantar, y que se une al programa de prevención del suicidio.


Además del Taulí, en el trabajo han colaborado el Institut de Medicina Legal i Ciències Forenses de Catalunya, el Institut Universitari d'Investigació en Atenció Primària y del Centro de Investigación Biomédica en Red Salud Mental.


Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH