viernes, 22 de octubre de 2021

Las compras millonarias dinamitan la sanidad catalana en plena quinta ola

|

Archivo - El conseller de Salud, Josep Maria Argimon. Foto de archivo.

@EP


La quinta ola parece ser una realidad en Catalunya y se está viviendo un momento crítico. Durante esta semana, los habitantes de esta comunidad autónoma han realizado alrededor de 60.000 llamadas telefónicas a los servicios de emergencia. Esto supone un récord histórico en un momento donde los hospitales no están saturados del todo, pero que la atención primaria está llegando al límite. 


Además, a la crisis sanitaria del coronavirus hay que añadir el cese de Antoni Encinas, jefe de emergencias médicas, por parte del nuevo consejero de Salud Josep María Argimon con el que no tenía buena relación. Desde que se le comunicó a Encinas su cese, este no ha vuelto a aparecer por su despacho. 


La realidad es que Argimon no estaba para nada satisfecho con la gestión que había de los servicios de emergencias y las decisiones que tomaba Encinas no eran muy bien vistas. La guerra abierta entre Argimon y Encinas viene de lejos. El SEM concedió un contrato de 18 millones de euros a Ferrovial para rastrear a infectados de covid y, posteriormente, renovó el contrato en vez de anularlo. Además, ello conllevaba la ampliación de plantilla del 061, pero eso quedó en unos pocos trabajadores nuevos. 


El contrato parece que terminó el día 31 de enero. De hecho los altos cargos de la Generalitat, Torra en su momento y Pere Aragonès ahora, han llegado a asegurar que ese contrato se iba a anular, pero la realidad es mucho más compleja. El acuerdo con Ferrovial terminaba cuando existiese la primera vacuna. 


ENCINAS INSISTIÓ CON FERROVIAL


Lejos de romper ese contrato, Encinas volvió a recurrir a los servicios de esta empresa por más de 4 millones y medio para el servicio de atención y gestión de la demanda asignado al Centro Coordinador Sanitario del SEM. Y, aquí no acaba todo, pues se amplió el contrato el pasado mes de junio por otros 1,3 millones de euros para ayudar con el exceso de llamadas telefónicas


Encinas también compró hospitales de campaña y adquirió una flota de coches que aún se desconoce su función. Y, para acabar de complicar la situación, Encinas realizó otra compra 'rara' de emergencia por valor de medio millón de euros. 


ARGIMON NO SE CORTA PESE A LA SITUACIÓN


Según ha recogido el confidencial, des del SEM no ha gustado esta decisión. Han informado de la fase 4 está activada y se necesita a alguien para que tome decisiones. Sin embargo, con el cese de Encinas todo es un caos porque no llegan a todo


Uno de los problemas que se creen que ha sido clave en Catalunya es que no se han discriminado las llamadas de covid de aquellas que llegan por otros motivos. Todo acaba llegando a la misma centralita y esto hace que se sature y, por tanto, según dicen las fuentes al Confidencial, esto representa una sobrecarga adicional al volumen de trabajo. 

Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH