viernes, 24 de septiembre de 2021

Así quedan los festivales tras las nuevas restricciones del Govern

|

Imagen del segundo día del festival Cruïlla, que cierra una edición que ha acogido a más de 51.000 personas sin distancia y con test

@EP


Los festivales Nowa Reggae y El Tingladu, ambos en Vilanova i la Geltrú este julio, son los primeros afectados por las nuevas restricciones del Govern. La resolución del Procicat -pendiente de aval del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya- ha prohibido las actividades culturales con público de pie y obliga a terminarlas a las 00.30 h como máximo. Unas medidas que chocan frontalmente con el formato anunciado recientemente por los dos festivales, que preveían hacer los conciertos con el público en pie, siempre que se superara un test de antígenos o acreditara la pauta completa de vacunación contra el covid. Los organizadores de los dos acontecimientos han lamentado el nuevo escenario de restricciones y han avanzado que celebrarán los conciertos con el público sentado.


Según los últimos acuerdos del Procicat, todas las actividades culturales -ya sean conciertos en salas, festivales al aire libre o actividades enmarcadas en una fiesta mayor- deberán acabar antes de las doce y media de la noche. Deberán ser eventos con personas sentadas, con distancia y mascarilla, y no se podrá hacer valer un test de antígenos o traer la pauta completa de vacunación para esquivar esta medida. Los organizadores dispondrán de media hora para desalojar el emplazamiento, tal y como detalla el Departament de Cultura.


Lo que no se modifica son los límites actuales de aforo: 1.000 personas en espacios interiores y 3.000 al aire libre o en espacios interiores con ventilación forzada. En cuanto a los "grandes espacios", el mismo Departament de Cultura concreta que en actos de más de 15.000 personas se permite hasta el 20% del aforo siempre que se haga en sectores independientes de máximo 3.000 personas.


Estas restricciones son incompatibles con el protocolo que el pasado miércoles anunciaban los próximos festivales que se celebrarán en julio en Vilanova i la Geltrú: el Nowa Reggae (16 y 17 julio), El Tingladu (del 22 al 25) y la Festa Major d'Entitats (30 y 31). Los tres eventos, en coordinación con el Ayuntamiento de Vilanova i la Geltrú, avanzaron que se celebrarían en un recinto delimitado en la Zona Esportiva, con el público en pie, sin distancia interpersonal y con mascarillas obligatorias en el espacio de los conciertos.


La intención era pedir a los asistentes un test de antígenos negativo o bien la pauta completa de vacunación, como ya se ha hecho en otros grandes eventos, como medida de control para evitar la propagación del covid. En cuanto al aforo, aunque el recinto tiene capacidad para 10.000 personas, los festivales habían acordado vender 2.000 entradas por día. Todas estas medidas se ajustaban a la permisividad anunciada por la Generalitat hace una semana a la hora de celebrar grandes eventos, pero a última hora todo ha cambiado.


NOWA REGGAE ADAPTA Y TIRA ADELANTE


Este martes los coordinadores del Nowa Reggae se han reunido de urgencia con el Ayuntamiento de Vilanova i la Geltrú para analizar las medidas que el Procicat ha dictado ahora con motivo de la quinta ola del covid. La organización ha avanzado que, a pesar de que habían sopesado suspender el festival, finalmente lo tirarán adelante este fin de semana con el público sentado, sin tests de antígenos y con el horario reajustado -estaba previsto terminar los conciertos a las 3 h-.



Gallery 2019 11

@Nowa Reggae


"La Generalitat nos ha dibujado un escenario muy complicado para un evento como el nuestro, pero llevamos muchos meses trabajando y estamos convencidos de que podemos celebrar el festival de forma segura", ha apuntadolos responsables del Nowa Reggae. Desde la organización lamentan el conjunto de nuevas restricciones y llaman a la autoresponsabilidad. "Estamos poniendo todos nuestros esfuerzos para ofrecer un espacio seguro, pero queremos hacer un llamamiento a todo el público con el fin de construir un festival de acuerdo con las medidas sanitarias exigidas", han recalcado.


Hasta ahora, hay cerca de un millar de entradas vendidas. Los organizadores puntualizan que aquellas personas que el día de los conciertos sean positivas de covid-19 o bien deban permanecer confinadas por haber sido contacto estrecho de un positivo podrán pedir el regreso de las entradas. También se les ofrecerá la posibilidad de canjearlas para la edición del año que viene.


EL TINGLADU TAMPOCO "TIRA LA TOALLA"


A su vez, desde el Tingladu este martes han decidido seguir los mismos pasos que el Nowa Reggae. El evento arrancará el jueves 22 de julio en la Zona Esportiva. El público estará distribuido en sillas distanciadas para evitar eventuales contagios y habrá que llevar la mascarilla en todo momento. En este caso también habrá que ajustar los horarios para terminar a las 00.30 h, en vez de las 3 h.


HORARIOS PARA WEB

@El Tingladu


Finalmente, la Festa Major d'Entitats (del 30 al 31 de julio) decidirá el formato en las próximas horas. Los tres eventos de Vilanova i la Geltrú eran la excepción a la gran mayoría de festivales que quedan para celebrar este verano,  el 90% de los cuales inicialmente ya se preveían con el público sentado. Los acontecimientos "no peligran", según apuntaba este lunes la consejera de Cultura, Natàlia Garriga, que también garantizaba la celebración de los actos de Fiestas Mayores anunciados hasta ahora.



Por otra parte, algunos acontecimientos susceptibles de cancelación por las nuevas medidas del sector cultural, como la Acampada Jove que debía celebrarse del 16 al 18 de julio en Montblanc, ya habían anulado de mutuo propio el evento, a raíz de la evolución de la pandemia de las últimas semanas.


PEDRALBES Y TERRAMAR CERRARÁN ANTES


A su vez, los festivales Jardins de Pedralbes de Barcelona y el Jardins de Terramar de Sitges (este último comienza el 29 de julio) prevén salvar la programación central. Los conciertos de los dos eventos comienzan a las 22 h, por lo que las nuevas restricciones del Procicat no suponen ningún cambio porque la mayoría de artistas actúan aproximadamente 90 o 120 minutos. Tampoco conlleva cambios la prohibición de celebrar conciertos de pie, porque los dos festivales ya estaban ideados este año con todo el público sentado.


Aunque Pedralbes y Terramar dan por salvada la programación, el orden del Procicat de tener que cerrar las actividades a las 00.30h sí afecta directamente el horario de bar, restauración y música de DJ posterior a los conciertos. En Pedralbes, hasta ahora el recinto del festival cerraba la 1 h mientras que en Sitges tenían permiso hasta las 2 h. Ambos, sin embargo, se han visto obligados a recortar estos horarios.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH