viernes, 22 de octubre de 2021

¿Se nos cae más el pelo en verano?

|

Durante los meses de verano, nuestro cabello sufre el impacto de la exposición prolongada al sol y de las altas temperaturas, lo que provoca que muchos folículos pilosos entren en fase telógena o de reposo, donde el pelo es mucho más propenso a la caída. Además, factores externos como el cloro o el agua del mar pueden fomentar la rotura del cabello y que éste se vuelva más frágil, aseguran desde la clínica de medicina capilar MC360.


“A pesar de que la temporada de verano no es una época en la que suela producirse una mayor caída del cabello, el hecho de no cuidar el cuero cabelludo durante este periodo sí puede dar lugar a una mayor caída en los meses posteriores. Por ello, se deben tomar medidas preventivas para evitar la rotura del mismo”, indica el Dr. Domínguez, experto en medicina capilar de la clínica MC360.


Element5 digital WCPg9ROZbM0 unsplash

@unsplash


Una de las causas de alteración estructural en el tallo del pelo es la exposición solar. En este caso, la radiación ultravioleta del sol induce la degradación de la queratina y otras proteínas del cabello, produciendo cambios morfológicos en el mismo; lo que puede llevar a que el pelo se vuelva más débil, quebradizo, áspero y pierda a su vez rigidez. Al mismo tiempo, esta radiación induce cambios bioquímicos en la coloración al degradar el pigmento del cabello, aunque la melanina lo protege de estas radiaciones, por lo que éstas son más perjudiciales para los pelos teñidos.


“Además del daño que las radiaciones ultravioletas del sol pueden provocarnos en el cabello, las quemaduras solares pueden dar lugar a una pérdida definitiva del mismo por lesiones cicatriciales. El daño inducido por estas radiaciones solares puede llegar a ser tan grave como la fotocarcinogénesis”, explica el Dr. Domínguez.


Por otro lado, el agua del mar y la arena que se pueden acumular en el cuero cabelludo, o la sudoración excesiva que experimentamos durante los meses de verano, tienden a resecar el cabello y el cuero cabelludo, pudiendo debilitar su color natural. Asimismo, el cloro y los ácidos de las piscinas no sólo pueden dañar la coloración, sino también la calidad y fuerza del cabello.


Entre los consejos principales para evitar la caída del cabello en verano, los especialistas de la clínica de la clínica de medicina capilar destacan:


Lavar el cabello adaptando la frecuencia de lavado según cada tipo de pelo, especialmente después de un episodio de sudoración intensa. Es muy importante aclarar el cabello con agua dulce tras bañarnos en aguas salinas o en piscinas con aguas cloradas.


Usar sombreros y gorros, la medida más eficaz de protección ante la exposición solar. “Además, el uso de fotoprotectores solares debe extenderse al cabello, siendo más recomendable en bruma y con un factor de protección 50", aconsejan desde MC360.


Cuidar la alimentación e hidratación, con una dieta especialmente rica en frutas y verduras, para contrarrestar los efectos oxidantes sobre nuestro organismo.


Acudir al médico especialista, sobre todo en el caso de quemadura solar del cuero cabelludo o ante un cuadro agudo de caída. Además, se aconseja pedir diagnóstico si, tras el verano, se comienza a observar una disminución considerable de la calidad del cabello o éste se muestra quebradizo.


Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH