lunes, 20 de septiembre de 2021

Pedro Sánchez presidirá la mesa de diálogo de este miércoles y desconcierta a JXCAT y a algunos de sus barones

|


El secretario general del PSOE y presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, interviene en la reunión interparlamentaria del Grupo Parlamentario Socialista en el Congreso de los Diputados, a 8 de septiembre de 2021, en Madrid (España).

@EP


El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anunció este lunes que la próxima reunión de la mesa de diálogo entre el Ejecutivo central y la Generalitat -la primera desde febrero de 2020- tendrá lugar el miércoles, y confirmó su asistencia a ese encuentro.


Así lo aseguró en una entrevista en TVE, recogida por Europa Press, en la que argumentó que quiere participar en este foro porque será la primera reunión de la mesa de diálogo de la nueva legislatura que se inició en Catalunya con la elección del presidente Pere Aragonés.


Asimismo, explicó que su decisión de acudir también responde a que él siempre defendió "el diálogo entre catalanes y la necesidad de abrir un nuevo tiempo" de reencuentro.


"Lideraré esa delegación del Gobierno de España y tendré la oportunidad de reunirme con el presidente de Catalunya y encontrarme con amabas delegaciones, y espero que avancemos en esa línea de diálogo y reencuentro", explicó, tras semanas de incertidumbre sobre si participaría o no en esta primera reunión desde febrero de 2020, y después de que se lo hayan exigido tanto ERC como Junts.


Ambos presidentes mantendrán un encuentro previo al de las delegaciones, es decir, el mismo miércoles habrá dos reuniones: primero la de los dos dirigentes y después la de sus equipos, la de la mesa de diálogo como tal.


Fuentes del Govern han concretado que el encuentro entre los dos presidentes es para "retomar el proceso de negociación y servirá para situar los objetivos y la metodología de la mesa para la resolución del conflicto, que se reunirá a continuación".


Asimismo, Sánchez quiso dejar claro que el Gobierno sigue y seguirá rechazando la propuesta que los independentistas volverán a poner sobre la mesa para que se celebre un referéndum de autodeterminación.


"TIENE QUE HABER UN ACUERDO, NO UNA RUPTURA"


Y sobre la posibilidad de realizar algún tipo de consulta sobre los acuerdos que se alcancen, Sánchez volvió a insistir en que para que esta se celebre conforme a lo estipulado por el artículo 92 de la Constitución, "tiene que haber un acuerdo, no una ruptura".


"Si llegamos a un acuerdo entre los catalanes, y entre el Gobierno de España y el Govern de la Generalitat, será refrendado pero tendrá que estar dentro de los márgenes de la Constitución y de la legalidad democrática", insistió.


Por ello, de cara al encuentro de este miércoles, defendió que no se puede acudir con "un programa de máximos", ya que entonces "la conversación va a durar poco". Según Sánchez, el Gobierno acudirá con "la intención, la actitud y voluntad de llegar a un acuerdo y superar el 2017".


En otro orden de cosas, reiteró que su "ánimo" es completar la legislatura hasta 2023 y, respecto a las discrepancias internas en el Gobierno de coalición, sostuvo que es la primera experiencia de este tipo en España y que "cuenta con la lealtad de Unidas Podemos".


SE DEBE "APARCAR" LA AMPLIACIÓN DE EL PRAT HASTA QUE EL GOVERN "MADURE SU POSICIÓN"


Por otro lado, el presidente del Gobierno defendió este lunes la decisión de suspender la ampliación del aeropuerto de El Prat, "hasta que el Govern de la Generalitat madure su posición".


"Lo mínimo que se exige es que haya un mínimo consenso institucional. Si no lo hay, lo que tenemos que hacer es aparcarlo hasta que el Govern de la Generalitat madure su posición y eso es lo que ha hecho el Gobierno de España", señaló el presidente en una entrevista en TVE, recogida por Europa Press.


En este sentido, Sánchez destacó que las grandes infraestructuras exigen de grandes consensos, recordando que se alcanzó un acuerdo el 2 de agosto entre el Ministerio de Transportes y el Govern de la Generalitat para la ampliación de El Prat. No obstante, Sánchez acusó a la Generalitat de que, tras el acuerdo, miembros del Govern y de partidos que lo integran comenzaron hacer llamamientos a una manifestación convocada para este sábado 19 de septiembre contra el proyecto.


"El Gobierno está comprometido con el cambio climático y cualquier inversión, por grande que sea, va a contar siempre con todos los parabienes de las declaraciones de impacto ambiental", enfatizó el presidente ante las críticas por el impacto en el entorno del aeropuerto del proyecto.


Pese a la paralización de este proyecto, Sánchez reiteró que el Gobierno apuesta por las inversiones de Catalunya y recordó algunos proyectos puestos en marcha, como levantar los peajes en la comunidad o apostar por las Rodalies y el eje del Corredor Mediterráneo.


"Es interés de toda España que Catalunya no se quede atrás y que lidere también, como motor económico, la recuperación de nuestro país", remarcó.


Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH