lunes, 20 de septiembre de 2021

El Gobierno no se habría sentado en la mesa de diálogo con miembros que no fueran del Govern

|

La ministra de Política Territorial y Portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, ha asegurado este martes que el Gobierno no se habría sentado en la Mesa de Diálogo con Catalunya si esta estuviera integrada por personas que no formaran parte del Gobierno de la Generalitat.


Así lo ha afirmado Isabel Rodríguez durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros al ser preguntada si el Gobierno se habría sentado en la mesa de diálogo, en el caso de que el presidente de la Generalitat no hubiera desautorizado la delegación propuesta por Junts e integrada, entre otros, por el secretario general de Junts, Jordi Sánchez y del vicepresidente del partido y exconseller Jordi Turull.


Moncloa34

Isabel Rodríguez/  @Moncloa


"Absolutamente no", ha espetado la Portavoz del Ejecutivo recordando, a renglón seguido, que el marco de la mesa de diálogo siempre ha sido el de dos delegaciones de trabajo formadas por miembros de ambos gobiernos. "No entendemos otro marco y por eso apoyamos la propuesta que acaba de lanzar el presidente de la Generalitat", ha recalcado al tiempo que señalaba que Pere Aragonés tiene la legitimidad para elegir a los representantes de la Generalitat en esa Mesa.


No obstante, no ha querido hacer una valoración de la delegación presentada por Junts, que incluía a dos expresos del proceso independentista indultados por el Gobierno --"no les voy a hacer ningún comentario al respecto de los partidos que componen el Gobierno de la Generalitat", ha dicho-- y tampoco ha respondido a las preguntas, formuladas en dos ocasiones por los periodistas, sobre si cree que Junts o el expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, están intentando boicotear la mesa de diálogo con Catalunya.


EL GOBIERNO DEFIENDE LA LEGITIMIDAD DE LA MESA


En todo caso, fuentes de Moncloa explican que el Gobierno tiene claro que a pesar de las tensiones entre los socios de Ejecutivo catalán, y la posible ausencia de Junts, la mesa de diálogo tiene toda la legitimidad, ya que en ella estará presentada la Generalitat, nada más y nada menos que por su presidente, y así lo reiteran las fuentes consultadas.


"Nuestra interlocución y nuestra vía está con el presidente actual de la Generalitat y no tengo más que comentar al respecto", ha señalado Rodríguez en una de las ocasiones durante la rueda de prensa.


En otro momento de su intervención y al ser preguntada si no teme que Junts frustre el diálogo con propuestas como la de hoy, con una delegación que incluía a expresos del proceso independentista, la Portavoz del Ejecutivo ha insistido en que muestran "absoluto respeto" por la delegación del Gobierno de la Generalitat.


Tampoco ha respondido si Moncloa ha llamado a la Generalitat al conocer la propuesta de Junts, pero sí ha querido dejar claro que el presidente Aragonés es la persona "legitimada" para elegir a los integrantes de la mesa, como también lo es, según ha dicho, el presidente del Gobierno Pedro Sánchez, para elegir a las personas que van a representar al Gobierno.


SÁNCHEZ Y ARAGONÉS "VALORARÁN" SU PRESENCIA EN LA MESA


En este punto, Isabel Rodríguez ha afirmado que los detalles del formato de la Mesa de Diálogo se están ultimando pero ha señalado que antes de la reunión de trabajo, se producirá un encuentro entre Pedro Sánchez y Pere Aragonés y ambos "valorarán" su presencia en la Mesa.


La previsión es que tras ese primer encuentro bilateral, que será a las 15.00 horas, ambos comparezcan ante los medios de comunicación. A continuación, en torno a las 17.00 horas, tendrá lugar la reunión bilateral de las delegaciones del Gobierno y la Generalitat, presididas por Sánchez y Aragonés.


En ella, está previsto que los mandatarios informen al resto de asistentes de las conclusiones a las que han llegado y, tras ello, abandonen la reunión cuando consideren, para que los equipos sigan trabajando.


Por la parte del Gobierno, el coordinador designado para estos trabajos es el ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, que estará acompañado de la vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz y los ministros de Cultura --Miquel Iceta--, de Universidades --Manuel Castells--, la ministra de Transportes --Raquel Sánchez-- y la propia Portavoz del Ejecutivo, Isabel Rodríguez, como ministra de Política Territorial.


En cuanto a la agenda, Rodríguez ha afirmado que los tres ejes fundamentales de la que propone el Gobierno son los mismos que tienen gran importancia para toda España: terminar de superar la pandemia, recuperar el país económicamente con éxito de la crisis sanitaria y "lo más ilusionante", afrontar un proceso de modernización de la economía que genere mejores empleos y que de oportunidades a todas las personas y genere un crecimiento justo.


Según la Portavoz del Ejecutivo, Catalunya no puede quedarse al margen de la modernización, dado que supone el 20 por ciento del PIB de España y es "motor fundamental desde el punto de vista de la industria y la innovación".


Por ello, ha insistido en que debe participar de la recuperación en un momento "crucial" y "esperanzador" para España en el que el Ejecutivo tiene el "reto importantísimo" de "ejecutar esos 140.000 millones de euros" que provendrán de la Unión Europea. "Entendemos que el contexto en el que nos movemos después de esta pandemia implica el compromiso de todos y estamos convencidos de que es el deseo de la inmensa mayoría de catalanes y catalanas", ha recalcado.


No obstante, ha querido dejar claro que aunque la voluntad del Gobierno es la del reencuentro y el diálogo tampoco se quiere ocultar que se trata de una situación que se ha venido tensando y ocurriendo desde hace 10 años con momentos incluso de violencia.


"LLEVARÁ UN TIEMPO"


Por ello, ha explicado que los trabajos "no terminan mañana" sino que comienzan y "llevará un tiempo" en el que el Gobierno "está dispuesto a seguir ahondando en la agenda del reencuentro".


La ministra se ha mostrado optimista y ha afirmado que hoy se puede decir que "estamos mejor que ayer y que hace un año en Catalunya" y eso, ha señalado, "hay que celebrarlo y hay que seguir avanzando en esa dirección, es la voluntad del Gobierno".


En cuanto a la paralización de la ampliación del Prat, para la que se iban a destinar 1.700 millones de euros, ha lamentado que "se rompieran los trabajos" porque se trata de una "gran inversión" que necesitaría de "gran consenso". Sin embargo, ha lamentado que no se haya contado con ese consenso en el Gobierno de Catalunya.


Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH