martes, 19 de octubre de 2021

El Partido Liberal de Trudeau gana las elecciones generales, según las proyecciones

|

El Partido Liberal del primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, ha ganado las elecciones generales que se han celebrado este lunes en el país, según las proyecciones de la cadena pública canadiense CBC y de CTV News.


El primer Ministro canadiense, Justin Trudeau.

Justin Trudeau @ep


El partido gobernante ha obtenido más escaños que los conservadores de la oposición en las elecciones, si bien todavía no está claro si podrá conseguir una mayoría absoluta de 170 escaños. En concreto, el Partido Liberal de Trudeau lidera con 155 de los 338 escaños de la Cámara de los comunes, frente a los 123 escaños de los conservadores.


La victoria de Trudeau supone un hito en la historia de Canadá: implicaría la reelección del primer ministro para afrontar su tercer mandato desde que ganó los comicios de 2015.


Miles de canadienses se han dirigido este lunes a las urnas tras una frenética campaña electoral para elegir un nuevo gobierno que tendrá que enfrentarse, en primera instancia, a la recuperación económica tras la crisis sanitaria por la pandemia.


Con los datos ligeramente a su favor, los liberales de Trudeau salen beneficiados de una contienda convocada de forma anticipada en una muestra de confianza por parte del jefe de Gobierno, ya dos años del fin de su mandato.


Los debates celebrados la semana pasada parecen haber favorecido al Partido Liberal, si bien las encuestas apuntaban sólo a una estrecha ventaja sobre los conservadores liderados por Erin O'Toole.


GOBIERNOS EN MINORÍA


Acostumbrados a los gobiernos en minoría, los canadienses les deberían otorgar al menos quince escaños más de los que ya tenía el Partido Liberal para que la formación pudiera legislar sin la necesidad de contar con el apoyo de parte de la oposición, como ha sucedido durante los últimos dos años. Es común que en Canadá los gobiernos en minoría estén formados por los partidos con más escaños, aunque no es estrictamente necesario.


Por detrás de los conservadores, en popularidad, se encontraban el Nuevo Partido Democrático (NPD) de Jagmeet Singh, un ex abogado y estrella de 'TikTok' que figuraba como el favorito entre muchos canadienses.


O'Toole llevaba semanas tratando de acortar distancias con el primer ministro, aprovechando las críticas contra el Gobierno por convocar los comicios en plena cuarta ola de contagios de Covid-19 en el país.


Para muchos, la clave de estas elecciones radicaba en si eran entendidas como un referéndum sobre la gestión de Trudeau o una nueva oportunidad para el Gobierno --como intentan vender los liberales--.


EL CAMBIO CLIMÁTICO, EN EL PUNTO DE MIRA


En un año marcado por las altas temperaturas y la gestión de la sanidad pública, los partidos han concentrado sus esfuerzos en trazar planes de recuperación que permitan a los canadienses volver a la normalidad lo antes posible.


La población ha manifestado su preocupación por el cambio climático y el medio ambiente. El gobierno que salga de estos comicios debe prepararse a contrarreloj para la cumbre del clima de la ONU, que se celebrará en noviembre en Glasgow (Reino Unido).


Hay serias dudas respecto de la capacidad de Canadá de cumplir con su objetivo de emisión de gases de efecto invernadero, un plan que busca reducir un 40 por ciento las emisiones respecto a los niveles de 2005 y de cara a 2030.


El calentamiento global ya fue un tema central en la campaña para las elecciones federales de 2019 y provocó numerosas protestas y marchas en ciudades como Montreal, donde el activista sueca Greta Thunberg lideró una multitudinaria manifestación.


Sin embargo, y aunque los electores han puesto sobre la mesa otras cuestiones como el acceso a la vivienda, el impacto del pasaporte de vacunación sobre los pequeños comercios y el cuidado de las personas con discapacidad, las elecciones se han centrado fundamentalmente en abordar asuntos económicos en la era postpandemia.


RECONCILIACIÓN Y PUEBLOS INDÍGENAS


El hallazgo de más de un millar de tumbas sin identificar en antiguos internados para la asimilación forzosa de población india en Canadá ha provocado también una polémica a escala nacional en un país que vuelve a afrontar su propia capacidad de reconciliación entre diferentes comunidades .


El tema ha pasado a un segundo plano a lo largo de la campaña electoral, pero las banderas canadienses siguen a media asta y las estatuas relacionadas con este tipo de residencias han sido retiradas de lugares públicos.


Cuando Trudeau convocó las elecciones, uno de cada cinco canadienses situaba la reconciliación como una de sus principales prioridades, tal como indicaban los sondeos. La cuestión fue perdiendo importancia entre los votantes, que sin embargo reconocen la importancia de reparar los pueblos indígenas del país.


Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH