martes, 19 de octubre de 2021

¿Estamos ante un nuevo crack económico mundial? Temor ante la caída del gigante chino Evergrande

|

El conglomerado inmobiliario China Evergrande Group ha caído este martes un 0,44% en la Bolsa de Hong Kong después de que esta madrugada la agencia de calificación crediticia S&P Global Ratings avisara de que estaba "al borde" de caer en situación de impago, popularmente conocida como 'default', y de ahí a la quiebra hay poco. 


Evergrande es uno de los gigantes inmobiliarios de la segunda economía del mundo. Fundada en Cantón en 1996, es la promotora inmobiliaria con más ventas del país. Actualmente tiene la sede en Shenzen y tiene una cartera de 1.300 proyectos en 280 ciudades. Según Tradingview, cerró 2020 con unos activos que ascendían a 351.878 millones de dólares y un pasivo de 291.888 millones de dólares.


El tamaño de esta empresa es tan grande que su quiebra recuerda a la del Lehman Brothers en 2008, provocando un crack económico mundial que aún pervive en nuestra sociedad. Las grandes bolsas del mundo han presentado importantes caídas desde que S&P Global situara al gigante chino al borde del impago, dando inicio a una crisis que aún no se puede determinar qué magnitud alcanzará. 


El presidente del Grupo Evergrande, Hui Ka Yan.

El presidente del Grupo Evergrande, Hui Ka Yan. - EVERGRANDE


El gran temor de los mercados es el contagio, pero puede que en esta ocasión no ocurra lo mismo que con Lehman Brothers. Tal y como explica Hugo Ferrer, gestor cuentas gestionadas en GPM (All Seasons Momentum) y profesor del Experto de Bolsa de la Universidad de Alicante, en Inbestia, "a nivel financiero y en el corto plazo parece difícil que se produzca algún tipo de contagio sistémico al resto del planeta. La parte interna de la economía china está relativamente aislada del mundo. Los actores que participan en la misma son locales, principalmente por todas las barreras que tiene la inversión extranjera en aquel país".


Sin embargo, el profesor explica que, aunque "no vaya a existir un contagio inmediato de las promotoras chinas hacia Occidente, no significa que la economía china en su conjunto no vaya a empeorar y no significa que desde ahí no se contagie al resto del mundo". Además, recuerda que el mercado inmobiliario está íntimamente ligado con el económico: "el ciclo económico es esencialmente el inmobiliario". "Una crisis inmobiliaria es sinónimo de recesión", sentencia. 


Una recesión en China, o una desaceleración, sí podría tener un impacto directo en el resto del planeta. En el modelo económico que se ha diseñado con la globalización, que caiga una ficha de dominó supone que todas las demás caigan en fila, o al menos siempre suele ser así. Si cae Evergrande, más de 290 mil millones en pasivos nunca se van a recuperar, y Pekín se verá obligada a replantearse su modelo económico, tanto interno como externo. 


En la economía es muy complicado anticipar escenarios porque no es una ciencia exacta, sino social, y el factor humano siempre acaba siendo decisivo. Sin embargo, con la crisis que ha provocado el Covid-19 y la que puede llegar con Evergrande, no parece que vayamos a jugar la partida con las mejores cartas.


Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH