sábado, 19 de octubre de 2019

Los pediatras aconsejan aprovechar la vuelta al cole para incluir hábitos saludables en la rutina de los niños

|

Aula escolar

La Asociación Española de Pediatría (AEP) recomienda a los padres que el final de las vacaciones y el inicio del curso escolar es un momento apropiado para incorporar hábitos de vida saludables en la rutina de sus hijos, ya que favorece que posteriormente tengan una buena salud de adultos.

Para ello, y a través de la página web de su campaña 'Únete a la Tropa Supersana. Descubre tus poderes', los pediatras han publicado una serie de consejos en torno a la alimentación, el ejercicio y la prevención para afrontar el próximo curso. Entre ellas, destacan la importancia de no saltarse el desayuno antes de ir al colegio ya que es "la comida más importante del día" y, además de mejorar el rendimiento en la escuela, ayuda a mantener un peso adecuado.

Según ha explicado el doctor José Manuel Moreno, coordinador del Comité de Nutrición de la AEP, esta comida debe proporcionar al niño "entre el 20 y el 35 por ciento de la ingesta energética diaria, y debe estar compuesto por leche o derivados lácteos; cereales y fruta fresca o zumo natural para aportar energía, proteínas y vitaminas al niño". Además, los pediatras recuerdan que debe tomarse sin prisas y sin estrés, porque "comer relajado ayuda a tener una mejor digestión de los alimentos" y, siempre que sea posible, en familia.

LA CENA, DEPENDIENDO DEL MENÚ DEL COMEDOR ESCOLAR

Por otro lado, también aconsejan a los padres tener en cuenta los menús de los comedores escolares a la hora de confeccionar las cenas con el propósito de "asegurarse de que tienen una dieta variada y equilibrada y que todos los días consumen fruta y verdura". En este sentido, Moreno recomienda decantarse por las frutas y verduras de temporada, puesto que además de estar más sabrosas, contribuyen a tener un menú diverso y a que los niños aprendan a comer todo tipo de alimentos. Del mismo modo, aboga por reducir el consumo de sal "a 3 gramos al día en los menores de 7 años; 4 gramos diarios entre los 7 y 10 años y 5 gramos/día para los adultos".

Por otro lado, el coordinador del Comité de Actividad Física de la AEP, Gerard Rodríguez, propone que a la hora de planificar los horarios y las actividades extraescolares al menos una de ellas esté relacionada con el deporte, ya que "los niños en edad escolar deben hacer como mínimo una hora diaria de actividad física moderada-intensa". Entre otras cosas, este hábito previene la aparición de obesidad, mejora el rendimiento escolar y el estado anímico de los niños. Además, también consideran importante que se hagan caminando aquellos recorridos que sean "asumibles" como ir o volver al colegio, fomentar las actividades al aire libre y limitar el tiempo frente a las pantallas.

ESPACIOS CERRADOS, UNA FUENTE DE CONTAGIO

Además, los pediatras también recuerdan que es necesario revisar el calendario vacunal antes de que arranque el curso, ya que los espacios cerrados facilitan el contagio de infecciones frecuentes como la gastroenteritis, el resfriado o la conjuntivitis, pero también de otras como la tosferina, el sarampión o las meningitis, entre otras. Por ello, el doctor David Moreno, coordinador del Comité Asesor de Vacunas, aboga por comprobar si hay que poner al día la vacunación de los menores y, para aquellas patologías que no tienen vacuna, ha recordado la importancia de adoptar medidas higiénicas como el lavado de manos frecuente, la ventilación adecuada de los espacios cerrados, o la limpieza de materiales comunes en el aula.

Por otro lado, se recomienda a los padres de niños con enfermedades crónicas como asma, diabetes, celiaquía o que padezcan alergias u otros problemas relevantes de salud que, de alguna manera, pudieran verse afectadas, informen a los profesores o la dirección de la situación, así como de las pautas de actuación.

Entre otros hábitos saludables, los pediatras recuerdan que el peso de la mochila escolar no debe superar nunca el 10-15 por ciento del peso corporal del niño y dormir entre 9 y 11 horas, ya que "una correcta higiene del sueño favorece el aprendizaje, la asimilación de experiencias y el crecimiento".

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH