sábado, 27 de noviembre de 2021

Martín Blanco (Cs): "El Gobierno perjudica la neutralidad del proceso judicial de Puigdemont"

|

Nacho Martín Blanco, portavoz del grupo parlamentario de Ciudadanos en el Parlamento de Catalunya, ha concedido una entrevista a CatalunyaPress para valorar la actualidad política. ¿Cómo valoran desde su formación política el pacto entre el PSOE y Podemos para aprobar los presupuestos? ¿O la suspensión de la extradición de Puigdemont? ¿Prefieren a Quim Torra o a Pere Aragonés como presidente? Aquí podréis encontrar todas las respuestas: 


¿Cómo valora el anuncio del pacto entre el PSOE y Podemos para aprobar los Presupuestos Generales del Estado (PGE)?


Lamentamos que el presidente del Gobierno de España haya elegido como socios a partidos que no tienen ningun sentido de estado, que no tienen ninguna voluntad de perseguir el bien común o el interés general, sino todo lo contrario . Son partidos que han mostrado abiertamente su desprecio hacia nuestro ordenamiento democrático y esto no puede suponer nada bueno para el conjunto de los españoles. Cuando los socios principales del Gobierno de España son partidos como ERC o PNV, el interés general pasa a un segundo plano y prima el interés de partido. Por lo tanto, para nosotros es una mala noticia.


¿Sería posible que Ciudadanos se sumara a un pacto para aprobar los presupuestos?


Sánchez lo pone muy difícil. Pone muy difícil que Ciudadanos, un partido responsable y con sentido de Estado, que apela a la igualdad entre los españoles, se pueda sumar a un acuerdo donde es evidente que el señor Sánchez hace concesiones a sus socios parlamentarios, que son un conjunto de partidos que tienen como objetivo romper la unidad, la igualdad y la libertad de los españoles en su conjunto. Creo que Sánchez ha elegido, y lo ha hecho por el bien propio y por el mal de España.


Captura

Nacho Martín Blanco / Redacción CatalunyaPress


¿És positiva la Ley de la Vivienda que se incluye en el pacto de los presupuestos? ¿Cuál es la propuesta de su partido para contener el precio de la vivienda en ciudades como Barcelona?


Nosotros siempre hemos sido partidarios, aquí en el Parlamento de Catalunya, de incrementar el parque de vivienda pública y superar el problema incidiendo en la oferta, sin limitar o restringir la libertad de los tenedores. En el caso de esta ley, se centran en los grandes tenedores, pero se trata de un concepto tan etéreo que consideramos que acabará perjudicando a personas que no necesariamente son grandes fondos, ni personajes perversos con intereses ocultos, ni fondos buitres ni ninguna de estas terminologías que tanto gustan a la izquierda.


A nivel estatal, se ha tratado el tema del alquiler de manera populista, considerando que cualquier persona que tiene una propiedad es un enemigo del pueblo y eso para nosotros es contrario a nuestra visión liberal de la economía.


¿Cómo valora la detención de Puigdemont y la suspensión de la orden de extradición?


Nosotros respetamos todas las decisiones judiciales, sean o no sean sentencias. De hecho, nosotros, a diferencia de otros, sí distinguimos entre una sentencia, un auto, una decisión provisional, y una decisión definitiva. Lo que se está intentando desde el Gobierno de la Generalitat, desde el entorno de Puigdemont y desde el separatismo es presentar lo que pasó en Cerdeña como una victoria judicial. Y no, no es una victoria, sencillamente es el funcionamiento normal de un sistema judicial multinivel. Una orden de extradición tiene unas vicisitudes procesales que nosotros respetamos, pero estamos convencidos de que al final Puigdemont acabará rindiendo cuentas ante la justicia. En un estado democrático y de derecho como el nuestro, lo más normal es que todo el mundo responda ante la justicia. Puigdemont es un prófugo con muchas posibilidades de acabar teniendo el mismo juicio que sus compañeros de actos.


¿El juez Pablo Llarena se equivocó pidiendo la extradición antes de que llegue la sentencia del Tribunal de Justicia europeo?


No, y me guardaría mucho criticar una decisión judicial. Soy un firme convencido de la separación de poderes y de la libertad que tienen los diferentes poderes del Estado. El juez Llarena actúa con autonomía del poder político y por tanto, evitaré hacer juicios sobre sus decisiones. En todo caso, ha habido un problema que ha provocado este malentendido, que es básicamente la interferencia del poder ejecutivo: cuando la Abogacía del Estado dice que las euroórdenes ya no están vigentes, tenemos un problema, porque el Gobierno de España intercede en el normal funcionamiento de nuestras instituciones y perjudica la neutralidad del proceso judicial de Puigdemont.


¿La no renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) puede afectar a la imagen de la justicia española?


En primer lugar, me gustaría reivindicar la independencia de los jueces de nuestro país. Pero si que es verdad que, más allá de que nuestra democracia esté muy bien valorada en todos los índices internacionales, la intervención política histórica sobre el sistema judicial ha sido muy perjudicial para la imagen del sistema. Y lo que ha hecho el Gobierno de España, con su proyecto de reforma del CGPJ, para darle más peso a los políticos a la hora de escoger los jueces, es un lastre más.


¿La responsabilidad de no renovar el CGPJ es del Gobierno o de la oposición?


Aquí hay dos grandes responsables: los dos partidos del bipartidismo. Es evidente que la posición del Gobierno evidencia una voluntad de intervencionismo absoluto, y por tanto lo pone muy difícil para negociar. El Ejecutivo tiene más responsabilidad porque tiene la iniciativa política, y si ésta nace viciada de origen, con una pretensión de incidir cada vez más sobre el poder judicial, pues hace muy complicado que la oposición pueda sumarse a nada. 


De todos modos, tanto el PP como el PSOE históricamente han tenido la voluntad de tener una incidencia que no les corresponde en la elección del CGPJ y por tanto, en los órganos de Gobierno de la judicatura.


El PSC, ERC, Junts y la CUP quieren reprobar a Vox por violar el Código de Conducta del Parlamento cuando relacionó la inmigración con la delincuencia. ¿Ustedes se sumarán?


No nos sumaremos y rechazamos esta pretensión, porque va acompañada de un fariseísmo muy habitual en nuestra comunidad. Es lo que Ferdinand Moun, uno de los asesores de Margaret Thatcher, llamaba "asimetría de la tolerancia". Vox ha hecho unas declaraciones que considero abyectas, pero cosas abyectas en el Parlamento ya he oído demasiadas y han venido de ERC, Junts, los Comunes o la CUP. Por lo tanto, si tenemos que ser estrictos con el Código Ético y sancionar a los diputados por decir cosas abyectas en el Parlamento, tal vez algunos nos quedaríamos solos. Es muy peligroso el precedente que los partidos independentistas, acompañados de los Comunes y el PSC, quieren imponer, porque se basa en el pensamiento único y la criminalización de un partido político para una determinada orientación política.


De todos modos, no me gusta nada el discurso de Vox relacionando delincuencia con inmigración, porque también es muy peligroso, propio de un nacionalpopulista. Me preocupa esta apelación a los sentimientos más bajos de la gente, intentando presentar a los extranjeros como un enemigo. Y además, no se tienen en cuenta las variables adecuadas. Cuando se dice que entre los delincuentes que hay en España hay un porcentaje alto de inmigrantes, a mí me gustaría que quien dice esto tenga presente cuál es el porcentaje de personas españolas que comete delitos en circunstancias parecidas. Se deben comparar cosas que puedan ser comparables, y no criminalizar colectivos enteros por una cuestión puramente ideológica.


¿Está a favor de los cordones sanitarios?


En absoluto, ni como partido ni personalmente. No me gustan y me parecen una de las prácticas más antidemocráticas que se pueden producir.


¿Y están a favor del pacto con formaciones muy contrarias? ¿Como ve lo que pasa en países como Alemania, donde después de unas elecciones ningún partido se plantea pactar con la ultraderecha?


Nosotros siempre hemos dicho que nuestro ideal de política de pactos es con los partidos que tienden hacia el centro, desde la derecha y desde la izquierda. Por lo tanto, pactamos con partidos que tengan un mínimo de sentido de Estado. Evidentemente no podemos pactar con partidos que defienden ilegalidades, que defienden saltarse la Constitución. 


Rechazamos los pactos con partidos que son abiertamente contrarios al marco constitucional pero partimos de una situación complicada, porque el propio Gobierno de España pacta con partidos como Bildu o los independentistas catalanes, que rechazan frontalmente nuestro ordenamiento democrático. Nuestro ideal es difícil de consumar porque el PSOE ha normalizado en los últimos años a actores políticos como Bildu.


¿Les ha hecho daño que el PP normalice a Vox?


Yo de ninguna manera compararé nunca Vox con Bildu. Hay una serie de partidos políticos que pueden tener posiciones más radicales, más extremistas, pero que respetan la vida humana, y luego está Bildu que ha sido el brazo político de una banda terrorista. Yo no entro nunca en equidistancias entre Bildu y Vox porque Bildu es algo abyecto y Vox es otra cosa.


Ustedes fueron los líderes de la oposición durante la pasada legislatura y ahora lo es el PSC. ¿Cómo valora el trabajo que están haciendo?


Es francamente mejorable. Nosotros hicimos una oposición claramente constructiva con las políticas reales que interesan a los ciudadanos de Catalunya, pero a la vez, con una oposición firme contra los excesos del separatismo. Nosotros, defendiendo la neutralidad institucional, conseguimos que el señor Torra acabara inhabilitado por la justicia. Consideramos que el separatismo es un mal que sufre la sociedad catalana y que el nacionalismo, como decía Mitterrand, es la guerra. El nacionalismo lo que pretende es dividir una sociedad para alcanzar sus objetivos políticos, y nosotros combatimos esta visión de la realidad catalana, mientras que el PSC no lo hace. Los socialistas catalanes, salvo en algunos momentos históricos donde han estado donde debían estar, asumen frecuentemente las premisas del nacionalismo. Es evidente que el PSC no es un partido separatista, pero está intentando llegar a todo tipo de acuerdos para tener contentos a sus socios parlamentarios en Madrid.


Y quién le parece mejor como presidente de la Generalitat, ¿Quim Torra o Pere Aragonés? ¿Junts o Esquerra?


Forman parte de la misma cultura política. Les une una hispanofobia galopante y un odio a todo lo español. Respecto a Torra y Aragonés, es como escoger entre Guatemala y Guatepeor, pero sí es verdad que Aragonés es un hombre amable, un hombre de formas más suaves. Torra, por sus textos, es un señor con un marcado carácter xenófobo, y Aragonés en el trato personal es una persona afable. Tiene una virtud: cuando estás en el atril del Parlamento y le dices cosas que no le gustan, tiene la capacidad de mirarte a los ojos, y esto es una característica que se debe valorar en un político. Tiene una actitud más respetuosa que Torra.


¿Ciudadanos ha logrado frenar la crisis que se inició en Murcia?


En Ciudadanos hemos pasado por momentos delicados últimamente, pero creo que tenemos un suelo electoral mucho más sólido de lo que muchos pretenden. Carlos Carrizosa, como presidente de Ciudadanos en Catalunya, ha impuesto que tengamos mucha presencia en el territorio. Estamos haciendo muchas visitas y hablando con mucha gente porque tenemos la necesidad de tener contacto con las bases y si fuera necesario, levantar la moral de la tropa. Veo a la gente animada, con ganas de volver a hacer grande a este partido, la única propuesta liberal que hay en España.


¿Un partido de centro molesta al resto de las fuerzas políticas de España?


En todas partes el centro siempre ha tenido dificultades para vivir entre dos fuerzas centrípetas que son la derecha y la izquierda tradicionales, que intentan reducir al máximo su espacio. Yo creo que hay un espacio de centro en España y lo queremos ocupar en su totalidad. Por mucho que moleste, nosotros continuaremos librando la batalla.


Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH