Dimite el canciller de Austria, Sebastian Kurz, después de ser acusado por malversación y soborno

|

El canciller de Austria, Sebastian Kurz



El canciller austríaco, Sebastian Kurz, se ha visto obligado a dimitir por la crisi provocada por las acusaciones de corrupción. Pese a ello, no renuncia a sus aspiraciones políticas. 


"Nuestro socio de coalición ha decidido adoptar una postura clara en mi contra", han sido las palabras de Kurz en la rueda de prensa. Pese a este revés, cree que el partido está en un callejón sin salida. "La crisis sanitaria aún no ha terminado, la crisis económica acaba de comenzar y sería irresponsable una deriva hacia el caos durante meses", ha comentado. 


Por eso, el ya ex canciller ha dimitido. Kurz ha antepuesto los intereses del país a los suyos propios y ha querido mandar un mensaje de estabilidad y responsabilidad con esta dimisión. Tanto él como otras nueve personas están acusadas de desviar fondos públicos a la empresa de prensa para impulsar sus aspiraciones políticas. 


Tras esta dimisión, el cargo lo ocupará el ministro de Asuntos Exteriores, Alexander Schallenberg, tal y como ha explicado Kurz en la rueda de prensa. En la rueda de prensa que ha ofrecido el ex canciller no se han admitido preguntas. 

Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH