viernes, 18 de octubre de 2019

Los pediatras recuerdan que las vacaciones son una oportunidad para jugar en familia

|

Videojuegos

El periodo de vacaciones es una oportunidad para jugar en familia destaca la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap) que aconseja "los juegos y juguetes fomenten la igualdad y que sean seguros".

"El juego tiene un papel importante para favorecer el desarrollo de los niños y nos ayudará a realizar actividad física divertida", apuntan desde su web 'Familia y Salud', donde recuerdan que en el periodo estival es importante realizar y fomentar la actividad física al aire libre.

"El deporte produce beneficios para la salud de la infancia, enseña habilidades importantes de la vida y aumenta la confianza en uno mismo", no obstante, los pediatras de Atención Primaria recuerdan que "es importante estimular el deporte en niños fomentando la igualdad y no dejarse vencer si al niño no le gusta el deporte". Muchas de estas actividades se hacen al aire libre, por eso recuerdan que es importante seguir las recomendaciones para evitar los golpes de calor y una exposición solar excesiva.

La exposición a la luz y el calor pueden causar trastornos, como erupciones en la piel, sensación de fatiga transitoria, calambres y agotamiento por calor. "El agotamiento por calor es el cuadro más frecuente y se debe a disminución del contenido de agua, de sales minerales o de ambas. Esto provoca debilidad, náuseas/vómitos, anorexia, cefalea, mareo, calambres y, con menor frecuencia, ansiedad, irritabilidad, sensación de desvanecimiento o incluso síncope", recuerdan. Además, los niños deben estar especialmente protegidos de la exposición solar y ser educados para mantener conductas eficaces de fotoprotección. Los pediatras de Atención Primaria se muestran realmente preocupados y creen que "es necesario que la sociedad y, sobre todo los padres, se conciencien de que es importante proteger la piel y los ojos del sol".

Según la AEPap "durante la etapa infantil y adolescente hay que establecer los hábitos saludables dirigidos a la protección solar y a la prevención del cáncer de piel, quemaduras solares y otras lesiones". Especial cuidado deben tener los niños rubios, de ojos azules y con piel clara son los que precisan una fotoprotección más alta. En este sentido, los pediatras de AP aseguran que "utilizar un fotoprotector adecuado durante los primeros 18 años de vida puede reducir hasta un 78% el riesgo de cáncer cutáneo en la edad adulta".

De esta manera, la AEPap considera que es necesario fomentar la colaboración mediante campañas escolares y comunitarias que promuevan la prevención de la exposición excesiva a la radiación UV en la infancia y la adolescencia

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH