domingo, 5 de diciembre de 2021

Una enfermera tira el dedo amputado de un paciente creyendo que tenía necrosis porque era negro

|


Doctor g05101daf0 1920

Pixabay 


En noviembre de 2020 un operario indio acudió a las Urgencias del Santa Croce de Moncalieri, en Turín (Italia), con la mano sangrando y el dedo meñique de su mano envuelto en un pañuelo para que se lo reimplantaran. Sin embargo, una enfermera creyó que el dedo tenía necrosis y lo tiró a la basura; lo que sucedía es que el hombre es de piel negra.


El hombre de 56 años explicó que era operario en una fábrica y había sufrido un accidente mientras trabajaba. Como consecuencia, se había cortado el dedo meñique y acudía al hospital para que le implantaran de nuevo el dedo y lo curaran.


Una enfermera cogió el dedo amputado que el paciente llevaba envuelto en un pañuelo, lo puso en hielo y se lo llevó. Pero poco tiempo después de que el hombre fuese operado descubrió que no le habían cosido el dedo. Fue en ese momento cuando pidió explicaciones y nadie supo dárselas, por lo que decidió interponer una denuncia al hospital.


Los documentos de la investigación muestran que el dedo desapareció y que el centro hospitalario no registró la llegada del dedo al hospital. La Fiscalía de Turín abrió una investigación y, después de varios meses, ha concluído que una enfermera confundió el color de piel del dedo con una necrosis, por lo que consideró que no podía volver a implantarse en el cuerpo del paciente y lo tiró a la basura, según Il Corriere della Sera.


Pese a lo ocurrido, han cerrado el caso y el hombre no tiene dedo pero tampoco tendrá indemnización. A causa de lo sucedido, el operario perdió su trabajo.


Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH