sábado, 27 de noviembre de 2021

​El Ayuntamiento de Terrassa quiere cortar el agua a empresas y comercios que no paguen la factura

|

Ballart0

Jordi Ballart, alcalde de Terrassa/ @CPress


El Ayuntamiento de Terrassa cortará el agua a aquellas empresas o pequeños comercios que no estén al día de pago. Este hecho supone una novedad, ya que hasta ahora el reglamento del servicio de agua no contemplaba realizar cortes a ningún tipo de usuario . Lo que sí se hacía es que en caso de que algún cliente no pagara el servicio, se iniciaba un proceso administrativo que, tras las protocolarias notificaciones, terminaba en un embargo de las cuentas del deudor.


Ahora, el Ayuntamiento de Terrassa trabaja en la modificación de este reglamento con el principal objetivo de permitir el corte del servicio del agua para usos industriales y comerciales que no paguen la factura.


Este cambio es significativo, puesto que supone una contradicción respecto a los ideales fundacionales de la compañía de agua terrassense, que nació como una alternativa que no buscaba la rentabilidad económica, y que aseguraba 'el agua para todos'. Ahora parece que esto va a cambiar con el nuevo reglamento en el que el Ayuntamiento trabaja.


En concreto, en el pleno del día 29 de octubre de 2021 ya se aprobó la modificación parcial del Reglamento del Servicio Municipal de Abastecimiento Domiciliario y Ahorro de Agua , de marzo de 2017, pero todavía no ha salido publicado, sólo conocemos vagamente su contenido por una nota de prensa confusa del ayuntamiento.


La propuesta contempla introducir dos cambios. En primer lugar, adaptarse a la nueva normativa que marca la orden ICT/155/2020 de 7 de febrero de 2020, del Ministerio de Industria, en lo que se refiere a los contadores de agua; y, segundo, tratar los impagos que se producen en los suministros industriales y comerciales .


En este último caso de los impagos, el Ayuntamiento de Terrassa modificará el artículo 24 del Reglamento para que Taigua pueda acotar la excepción del pago en los contratos de suministro doméstico que se amparen en casos de vulnerabilidad residencial y dejar, así, abierta la posibilidad de suspender el suministro en los contratos industriales y comerciales . Hay que tener presente que el pleno del Ayuntamiento de Terrassa aprobó por unanimidad llevar a cabo estos cambios.


Desde diciembre de 2018 hasta septiembre de 2021, el importe de las facturas impagadas procedentes de los suministros industriales y comerciales superaban los 227.000 euros, una cifra que representa el 11% del importe total de la deuda de Taigua, que en menos de 3 años supera los 2 millones de euros. Por eso el Ayuntamiento cambia la normativa y a partir de ahora se podrá suspender el suministro en los contratos industriales y comerciales si se detecta un impago importante.


Si en su momento ya fueron los trabajadores de la compañía quienes pagaron la 'remunicipalización' con un empeoramiento de sus condiciones laborales. Ahora serán las empresas sin tener en cuenta sus circunstancias, entre ellas pymes y tiendas de barrio, las que pueden pagar las consecuencias de esta modificación que acabará con un corte del servicio de agua en un momento especialmente crítico para muchas ellas ante la crisis económica propiciada por la pandemia de Covid-19 .


Ante esta medida se pone de manifiesto que el Consistorio terrassense no demuestra ninguna sensibilidad con los abonados industriales ni los comercios, tan tocados, que a pesar de suponer una parte pequeña de la deuda acumulada de Taigua son los que sufrirán cortes de agua sin que nadie de la administración le importe cuál es su situación económica.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH