VIDEO 3D. Recreación de cómo seria una visita al Panteón de Roma en el Siglo II

|




Video Recreación en 3D


El actual Panteon de Roma fue construido entre los años 118 y 125 por Adriano en el lugar del templo erigido por Marco Agripa en época de Augusto.


De origen oscuro, Marco Vipsanio Agripa apoyó a Julio César en la guerra civil contra los herederos de Pompeyo, y también a Octavio Augusto en su lucha contra los asesinos de Julio César, primero, y contra Marco Antonio después.


Habilidoso estratega, Agripa suplió las carencias militares del gran político que fue Octavio Augusto. En el año 31 a.C. mandó la flota de Octavio en la decisiva batalla de Accio, que derrotó a las escuadras de Marco Antonio y la reina Cleopatra de Egipto. Tras esta victoria sobre su último rival, Octavio Augusto acumuló poderes hasta erigirse en el primer emperador romano, con el nombre de César Augusto.


En el año 21 a.C., Agripa contrajo matrimonio con la hija de Augusto, Julia, cuyos tres hijos varones, Agripa, Cayo y Lucio, fueron adoptados por el emperador. Convertido en el principal consejero de Augusto, el emperador le confió la defensa de la Galia, amenazada por las incursiones de los germanos; Agripa también puso fin a la guerra de los cántabros en Hispania.


Gracias a esta recreación en 3D vive la experiencia que cualquiera que visitara Roma en el s. II  viviria al adentrase en el Panteon.


¿QUÉ ES EL PANTEÓN DE ROMA?


El Panteón de Agripa o Panteón de Roma es un antiguo templo romano —en la actualidad una iglesia—, situado en la ciudad de Roma, en el lugar de un anterior templo encargado por Marco Agripa durante el gobierno de Augusto. Fue terminado por orden del emperador Adriano y dedicado alrededor del año 126. Su fecha de construcción es incierta porque Adriano optó por no inscribir el nuevo templo, sino que conservó la inscripción del templo más antiguo que se había quemado.


El nombre procede del griego Pántheion (en griego, Πάνθειον), que significa «templo de todos los dioses». La mayoría de autores latinos emplean la forma latina de su transliteración, Pantheon. Mientras que su forma del latín Pantheum está atestiguada por el estudioso escritor Plinio el Viejo.



PANTEON

Arquitéctura del Panteón de Roma


El edificio es circular con un pórtico de grandes columnas corintias de granito —ocho en la primera fila y dos grupos de cuatro detrás— bajo un frontón. Un vestíbulo rectangular une el pórtico con la rotonda, que se encuentra bajo una cúpula de hormigón artesonado con una abertura central (óculo) hacia el cielo. Casi dos mil años después de su construcción, la del Panteón sigue siendo la cúpula de hormigón sin armar más grande del mundo. La altura hasta el óculo y el diámetro del círculo interior son los mismos: cuarenta y tres metros. Su celda circular abovedada con un pórtico convencional fue única en la arquitectura romana. Sin embargo, se convirtió en un ejemplo estándar cuando se revivieron los estilos clásicos y fue copiada en numerosas ocasiones por los arquitectos posteriores.


E l Panteón de Roma o Panteón de Agripa es una de las obras maestras más impresionantes de la arquitectura de todos los tiempos y verlo por primera vez es realmente impactante. Se encuentra escondido entre las callejuelas del barrio de Trevi, muy cerca de Plaza Navona. El Panteón es uno de los edificios más grandiosos del mundo antiguo y sus proporciones y estructura son representativas de la concepción religiosa que tenían los romanos.


Es increíble pensar que el Panteón se encontraba ya en este lugar allá en el año 128 d.C. y que ha visto pasar delante de su pórtico durante casi mil novecientos años la vida de Roma. Su aspecto impalpable y fantasmal contrasta con los edificios y la vida que se desarrolla a su alrededor.


Es propiedad estatal, gestionado por el Ministerio de Bienes y Actividades Culturales a través del Museo Central del Lacio. En 2013 fue visitado por seis millones de personas.


LAS CURIOSIDADES DE ESTE EDIFICIO


La inscripción de su fachada miente. Es decir, ‘Marco Agripa, hijo de Lucio, lo hizo en su tercer consulado’. Sin embargo, el edificio actual fue construido por orden de Adriano en el mismo lugar del templo original de Agripa. Tras excavaciones efectuadas el siglo XIX, el arqueólogo Rodolfo Lanciani concluyó que el Panteón de Agripa estuvo orientado al sur (al contrario que el actual, que mira al norte) y que tenía un planta con forma de T acortada, con la entrada en la base. Esta descripción se aceptó hasta finales del siglo XX, cuando nuevas excavaciones sugirieron que podría haber tenido forma circular con un pórtico triangular orientado al norte, como el actual.

En cualquier caso, el edificio original fue destruido junto a otros de la zona en un enorme incendio el año 80 d.C. Domiciano lo reconstruyó, pero volvió a arder en el 110. La reconstrucción empezó poco después, en época de Trajano. Fue finalizado por Adriano, quien no solía dejar su nombre en los edificios que mandaba construir, conservándose así la inscripción original de Agripa. Las marcas de fábrica encontradas en los ladrillos corresponden a los años 123 a 125, por lo que habría sido inaugurado por el emperador durante su estancia en la capital entre el 125 y el 128.




Cupula


Es la mayor cúpula de hormigón en masa de la historia. Con un diámetro de 150 pies romanos (43,44 m) y 4535 toneladas de peso, la del Panteón es la mayor cúpula de hormigón en masa (es decir, sin armadura de acero en su interior) de la historia. La altura interior hasta el techo es igual al diámetro, de forma que el interior de la rotonda encajaría en un cubo de 150 pies de lado, y en él cabría una esfera perfecta.


Antes quedaba más alto. Antiguamente se entraba al Panteón por una escalera, ya que el edificio está a 1,32 m sobre el nivel de la plaza, pero construcciones posteriores elevaron el nivel del suelo que da al pórtico, eliminando los escalones.


El frontón es más bajo de lo que debería. El pórtico del Panteón se diseñó originalmente con columnas monolíticas de granito de 50 pies romanos de altura (de unas 100 toneladas de peso) y capiteles de 10 pies de alto y estilo corintio. De esta forma, habría encajado con el frontón visible en el cuerpo intermedio, ocultándolo. Sin embargo, los constructores hicieron cambios de última hora para poder usar columnas con fustes de 40 pies y capiteles de 8 pies.


Este cambio se debió probablemente a problemas logísticos en algún momento de la construcción. Las columnas de granito gris que finalmente se usaron proceden de la cantera del Monte Claudiano (Egipto), desde donde debían recorrer más de 100 km hasta el Nilo, que bajaban en gabarra durante las inundaciones de primavera, cuando subía su nivel. Luego eran embarcadas hasta el puerto romano de Ostia. Allí eran vueltas a poner en barcazas para subir por el Tíber hasta Roma. Tras descargarlas cerca del Mausoleo de Augusto, todavía debían recorrer unos 700 m hasta el Panteón.


Su consagración lo salvó (casi) del expolio medieval. El emperador bizantino Focas regaló el Panteón en el 609 al papa Bonifacio IV, que lo convirtió en una iglesia cristiana consagrada a Santa María de los Mártires. Es el primer templo pagano convertido al culto cristiano, razón por la cual fue el único edificio de la Antigua Roma que permaneció intacto y en uso ininterrumpido.

No todo el mundo respetó este carácter sagrado. Pablo el Diácono escribió sobre el expolio del edificio a manos del emperador Constante II, que visitó Roma en julio del 663 y mandó a Constantinopla todo el bronce que pudo arrancar del Panteón y otros edificios de la ciudad.

En el siglo XIV, durante el traslado del papado a Aviñón, el Panteón fue usado como fortaleza, y más tarde como mercado.


El óculo deja pasar la lluvia a la rotonda. En la construcción de la cúpula del Panteón se adoptaron diversas medidas para reducir el peso: se usaron materiales ligeros (piedra pómez en lugar del travertino empleado para la cimentación), muros paulatinamente menos gruesos (desde 5,90 m inicialmente hasta 1,50 m), cinco filas de casetones para lograr un espesor aún menor de los anillos concéntricos de hormigón, y cierre mediante un óculo de 9 m de diámetro, rodeado por una cornisa de bronce fijada a la cúpula en la última fila de casetones, que elimina el peso del hormigón en el punto más débil de la cúpula.


El óculo permanece siempre abierto, y por él entran la luz y la lluvia. El pavimento de la rotonda es ligeramente convexo, con la parte central 30 cm más alta que el perímetro, para que la lluvia fluya hacia el canal de desagüe situado en todo el perímetro.


Un águila pudo coronar el frontón. El frontón debía estar decorado con estatuas de bronce, ancladas con pernos, y hoy perdidas. Por la posición de los orificios se especula con que pudo ser la figura de un águila con las alas desplegadas, con lazos que se extenderían desde la corona hasta las esquinas del frontón.


Papa


El papa Urbano VIII le puso orejas de burro.  A principios del siglo XVII, Urbano VIII reemplazó el campanario construido en el siglo XIII sobre el techo del pórtico con las famosas torres gemelas (erróneamente atribuidas con frecuencia a Bernini) conocidas popularmente como «las orejas de burro», que no serían retiradas hasta finales del siglo XIX.


Se  arrancó el bronce del techo. Urbano VIII, un Barberini, también mandó usar el bronce del techo de la cúpula o el pórtico para fabricar bombardas con las que proteger el Castillo Sant’Angelo, fortaleza donde los papas se refugiaban en épocas complicadas, así como el Baldaquino de San Pedro (aunque algunas fuentes afirman que para éste se usó bronce traído de Venecia).


Las puertas le quedan pequeñas. La enormes puertas que dan a la cella son antiguas pero no las originales, que estuvieron chapadas en oro. Las actuales, más pequeñas que el marco de la puerta, han estado ahí desde el siglo XV.


Es la sede de la Academia de los Virtuosos de Roma. Desde el Renacimiento el Panteón se usa como sede de la Academia de los Virtuosos de Roma (actualmente Insigne Academia Pontificia de Bellas Artes y Letras de los Virtuosos en el Panteón), sirviendo de sepulcro a grandes artistas italianos como Rafael o Vignola.



Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH