El Mundo Ruso: por qué la OTAN puede desatar una guerra si admite a Ucrania en la organización

|

El conflicto entre Rusia y la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) por el control de Ucrania está elevando cada vez más el tono y muchos se preguntan: ¿Podría producirse otra gran guerra en Europa? ¿Tal vez mundial? Estas cuestiones hubiesen quedado en el campo de la conspiranoia hace unos meses, pero ahora se han vuelto lamentablemente adecuadas. La amenaza de un nuevo conflicto armado en el viejo continente es muy real, ha dicho esta semana el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, después de reunirse con Rusia en la sede de la alianza militar en Bruselas.


Elena mozhvilo EIyAz8blaAk unsplash

Brazo pintado con la bandera de la Federación de Rusia @unsplash


¿Qué esta ocurriendo? A grandes rasgos, se trata de un conflicto geopolítico, una apuesta de dos de las grandes potencias militares del mundo - Rusia con sus aliados y Estados Unidos con la OTAN- por influir y controlar en un territorio en concreto, que en este caso se trata de Ucrania. Muchos lo entenderán como una lucha entre "el mundo libre y democrático" representado por Occidente, frente a la tiranía rusa de Putin, pero va mucho más allá.


¿Alguien se imagina a Rusia colocando a su ejército en la frontera de México con Estados Unidos? ¿Pueden, además, imaginar cuál sería la reacción de Washington si algo así ocurriera? Pues esto es lo que se está produciendo en la frontera rusa. Cuando cayó la Unión Soviética, la OTAN se aprovechó de la debilidad de la recién creada Federación de Rusia para expandirse hacia el este, con dos oleadas de adhesiones. En 1999, Hungría, Polonia y República Checa se unieron a la Organización del Tratado del Atlántico norte, y en 2004 lo hicieron Eslovenia, Rumanía y otros tres países que molestaron mucho a Moscú: Letonia, Lituania y Rumanía. La adhesión de los tres estados bálticos escandalizó a Rusia, que vio cómo la OTAN colocaba a su ejército en sus fronteras y además, socababa su influencia en países que consideraban "de influencia rusa". Esta situación marcó un antes y un después en la política exterior del pais, que no iba a permitir verse cercado por sus enemigos en todas sus fronteras, ni mucho menos perder poder en lo que ellos consideran el "Mundo Ruso". 


¿CÓMO SE FABRICÓ EL MUNDO RUSO?


Desde la caída de la URSS, la Federación Rusa ha tratado de definir cuál iba a ser su futuro. Para ello, a mediados de la década de los 90, algunos intelectuales rusos crearon el Russian Institute y publicaron el documento: 'A Different One: Anthology of the New Russian Self- Awareness', dividido en tres secciones: Rusia como objeto, Rusia como sujeto y Rusia como idea. Pavlovsky afirmó entonces: “Rusia sigue siendo una civilización particular, que domina a las demás civilizaciones con su complejidad concisa, permeabilidad y una poderosa capacidad oral e intelectual que atrae a todos los seres humanos”. El objetivo principal de estos pensadores fue encontrar un grupo de ideas y creencias que generasen consenso en todo el pueblo ruso. El principal problema de este diseño fue la propia Rusia, un territorio demasiado extenso y diverso donde casi resulta imposible encontrar un denominador común.


En 1999, poco antes de la llegada de Vladimir Putin al poder, se dio un paso más en el concepto de “Mundo Ruso”: otro grupo de pensadores señaló que las fronteras dibujadas tras la disolución de la URSS no representaban este mundo. Aseguraron que un 50% de la cultura rusa queda fuera de las fronteras de la Federación a causa de las diásporas en la época soviética. Además, se calcula que desde finales del siglo XIX y principios del XX, 30 millones de ciudadanos rusos abandonaron sus tierras a causa de los cambios históricos que atormentaron al país. 


Vladimir Putin, presidente de Rusia

El presidente de Rusia, Vladimir Putin @ep


Según los datos macro de Expansión.com, en 2017 había casi 11 millones de ciudadanos rusos viviendo fuera de sus fronteras, principalmente en Ucrania, Kazajistán y Alemania. Son rusos que quedaron fuera de los límites de la Federación tras el colapso de la URSS. Representan el 7,39% de su población total. 


Siguiendo en la construcción del Mundo Ruso, mucho más amplio que las fronteras de la Federación, la palabra “compatriota” adquirió una nueva connotación. Ya no lo serían sólo los ciudadanos de la Federación Rusa, también debían tener en cuenta a todos los que habían quedado fuera de las fronteras del país tras el colapso de la URRS. En este sentido, el Estado ruso se convirtió en un protector del bienestar de todos los rusos, dentro o fuera de las fronteras. 


En los primeros años esta visión del Mundo Ruso no tuvo gran repercusión en la escena internacional. Al principio la Federación sólo buscaba proteger su órbita de influencia en los países eslavos (Bielorusa, Ucrania, el Norte de Kazajistán y Transnistria) y definirse como la patria de todos ellos.


Con Yeltsin no se llegó a adoptar ninguna medida gubernamental concreta para los compatriotas, pero Putin, sólo llegar al poder, puso la caída demográfica como el principal problema de Rusia, señalando que la podía llevar a su propia extinción. En 2001 el Gobierno publicó el informe "Concept on the Demographic Development of Russia 2001-2005". En este documento se definían por primera vez medidas para proteger a los compatriotas. "La política de la Federación hacia los compatriotas que viven en el extranjero está orientada a adaptarse a su país adoptivo, a una conservación deliberada de su especificidad etnocultural, pero también a la formación de mecanismos para su migración legal y controlada a Rusia y el logro de un equilibrio óptimo entre ambos procesos". 


Pero el término compatriota fue adquiriendo un nuevo significado con el tiempo. Según Putin: “El compatriota no es solo una categoría legal. Más importante aún, no es una cuestión de estatus o favoritismo. Es principalmente una cuestión de elección personal. De la autoidentificación. Incluso diría, de autoidentificación espiritual”. Es decir, ya no eran compatriotas sólo los rusos dentro y fuera de la Federación, sino los que crean en el concepto de Rusia. Así, el Kremlin huyó definitivamente del concepto étnico o lingüístico para refererirse al “Mundo Ruso”. A partir de ese momento, la influencia rusa tendría un espíritu más fluido, capaz de llegar a todo el mundo.


EL MUNDO RUSO FRENTE A OCCIDENTE


El "Mundo Ruso" es la idea que plasmó Moscú para idear una Rusia influyente en el resto del mundo, igual que lo ha hecho Estados Unidos y la OTAN tratando de expandir a todos los países del planeta el sistema que en Occidente percibimos como el "mundo libre".  E igual que Occidente no dejará de querer expandirse hacia el este y enterrar la idea del Mundo Ruso, en Moscú van a intentar contener esta 'ofensiva' de cualquier forma, y utilizando todos los métodos a su alcance. 


La solución al conflicto pasaría por tres vías que parecen imposibles. La primera sería que la OTAN ceda - ceder, ¿la OTAN?- a las exigencias de Rusia, que insiste en que a Ucrania se le niegue la membresía en la Organización del Tratado del Atlántico Norte y que el despliegue de tropas y equipos de la alianza en Europa del Este se reduzca a los niveles de 1997. La segunda, que Moscú acepte verse cercado por Occidente y abandone sus deseos sobre Kiev, dejandándolo en manos de la OTAN, algo que no parece muy probable con lo expuesto anteriormente sobre el "Mundo Ruso". La última, y la mas surrealista, es que ambos gigantes internacionales respetaran al pueblo ucraniano y les dejaran vivir como una nación neutral, que pueda relacionarse con las dos potencias militares sin tener que ser la pelota de un juego geopolítico que dura ya demasiadas décadas. Pero claro, es sabido por todos que si no tienes tanto dinero como Suiza, en el mundo cuesta ser neutral, por lo que el escenario más probable es que el conflicto continue, de una forma u otra, pero continuará...



Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH