Hallan un cráneo seccionado íbero en un yacimiento de Barcelona: "Estamos frente a un monumento nacional"

|

EuropaPress 4192347 restos craneo ibero exposicion lenigma iber arqueologia duna civilitzacio

Restos de un cráneo íbero en la exposición 'L'Enigma iber. Arqueologia d'una civilització' del Museu d'Arqueologia de Catalunya (MAC) - EUROPA PRESS


El Museu d'Arqueologia de Catalunya (MAC) ha liderado una excavación en el yacimiento de Olèrdola (Barcelona) en la que han encontrado un cráneo seccionado íbero de alrededor del siglo III a.C, que supone un "hallazgo excepcional" en España, según ha explicado este jueves el director del MAC, Jusèp Boya.


"Estamos frente a un monumento nacional", ha reivindicado Boya en la rueda de prensa de presentación de los restos que han encontrado en el marco de las intervenciones arqueológicas que realiza el museo en el yacimiento desde 2016.


En concreto, en la torre 2 de la muralla romana del municipio, que según ha detallado el conservador de las colecciones clásicas del MAC, Jordi Principal, se construyó encima de una torre ibérica que sufrió una severa destrucción.


Entre el 29 de noviembre y el 3 de diciembre de 2021, los investigadores descubrieron de forma "inesperada" las diferentes partes del cráneo, y Principal ha recalcado que nunca antes en Olèrdola habían aparecido restos de este tipo.


Se trata de la parte anterior de un cráneo --calvaria, maxilar y malar--, roto en cinco fragmentos, del que el estudio antropológico preliminar sugiere que sería de un individuo masculino de entre 18-25 años.


La coordinadora del hallazgo y responsable del museo en Olèrdola, Núria Molist, ha explicado que tanto la posición en la que aparecieron los restos como su fragmentación hacen pensar que la cabeza habría sido colocada en una posición de altura.


Durante el colapso de la torre hacia siglo III a.C, cayó, se rompió y se mezcló con el derribo, y quedaron finalmente sepultado entre sus escombros, ha añadido Molist.


"ÚNICO"


Para los investigadores, es un hallazgo "único" que aporta conocimiento de la cultura ibérica y, según han precisado, su excepcionalidad aumenta debido a que los íberos practicaban rituales de incineración que no permiten la conservación de material genético.


Así, este hallazgo se suma a los pocos restos humanos existentes de esta época que posibilitan la realización de estudios genéticos, imprescindibles para conocer los orígenes de los grupos humanos que vivieron en la Península Ibérica entre los siglos IV y I a.C.


"Hemos de conocer más esta Olèrdola ibérica", ha sostenido Boya, que ha avanzado que el proyecto continuará y que la Conselleria de Cultura hará inversiones importantes, en sus palabras, aunque no las ha concretado.


TORRE


Además del cráneo, los investigadores han encontrado en los escombros derivados de la destrucción de la torre parte del envigado caído y carbonizado, así como algún elemento de mobiliario más, también quemado.


La vajilla, cerámica común y ánfora, bastante entera, indica que la torre fue abandonada rápidamente, sin tiempo para recoger o llevarse lo que había dentro.


EXPOSICIÓN


El cráneo original fracturado es una pieza más de la exposición 'L'Enigma iber. Arqueologia d'una civilització', que propone una nueva mirada a la historia y cultura de los íberos y que se alargará hasta el domingo 16 de enero.


Para Boya, este hallazgo es un "buen final" para la exposición, aunque ha reconocido que les hubiese gustado encontrarlo antes para poder exponerlo más tiempo.


Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH