“En Bangkok también hay ratas”: memoria escénica del protagonismo femenino en la lucha vecinal de Barcelona

|

Parece que fue Joaquín Viola, a la sazón alcalde de Barcelona, el que, en el transcurso de la entrevista que concedió a las mujeres que fueron a verle en representación de los movimientos vecinales de la periferia urbana para protestar por el descuido que padecían sus barrios, trató de justificar dicha situación con la lapidaria frase de que “en Bangkok también hay ratas”. Y es que, como es bien sabido, los políticos -nacionales y foráneos, anteriores o actuales- tienden siempre a hablar más de lo debido y esto les lleva a decir muchas tonterías o a veces incluso verdades o evidencias, pero en el momento inoportuno o desde un puesto inapropiado. Hay ejemplos mucho más recientes que el del desafortunado munícipe que acabó asesinado por ETA.


Teatro.En Bangkok tambiu00e9n hay ratas

En Bangkok también hay ratas


La compañía “La voz ahogada” ha utilizado esta frase como título del montaje dramático que ha presentado en el auditorio de Sant Mari de Provensals. Iván Campillo se ha propuesto dramatizar el protagonismo femenino en la lucha vecinal de los barrios barceloneses durante la última etapa del franquismo y las dos primeras décadas de la democracia y lo ha hecho hilvanando una serie de escenas con montajes audiovisuales, músicas, algunas canciones -francamente original y rupturista la versión feminista del “Cara al sol”, a saber qué diría el maestro Tellería-, testimonios de personas que tuvieron protagonismo propio en aquellos años, así como frases o documentos de aquella época en las que se subraya el papel vicario que entonces se adjudicaba a la mujer.


El espectáculo, que dura noventa minutos, corre a cargo de Mireia Clemente, Laura Sancho y el propio Campillo que tienen que hacer de todo: interpretar las escenas y llevar y traer los elementos de ambientación precisos para cada una de ellas. Un esfuerzo muy meritorio que desarrollan con la máxima dignidad y que mereció los aplausos del público que llenaba la sala no sólo al final de la obra, sino también en algunos mutis.


La voz ahogada” tiene en su haber otros espectáculos anteriores que estuvieron dedicados a las brigadas internacionales, Miguel Hernández, las presas políticas o la historia de una republicana llamada Lola.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH