Francia lanza una ofensiva con múltiples detenciones y registros en su territorio

|

Francia lanza una ofensiva con múltiples detenciones y registros en su territorio y bombardeos en Siria


Múltiples operaciones antiterroristas en relación con los atentados de París del pasado viernes se llevaron a cabo la noche del domingo y de madrugada con numerosos 23 detenidos y la incautación de 31 armas, 4 de ellas de guerra en Grenoble, Toulouse, Jeumont y Bobigny. Además, la Fiscalía ha identificado a otros dos de los ocho presuntos terroristas suicidas que participaron en los ataques.

 

La ofensiva francesa también tuvo en Siria su foco, donde bombardeó masivamente un campamento del grupo terrorista Estado Islámico cerca de Raqqa, considerado el feudo de los yihadistas en ese país. 


Los bombardeos franceses tuvieron como principal objetivo "un puesto de mando" del EI que también servía como centro de reclutamiento y de depósito de armas y municiones y que resultó destruido. Además, los aviones también destruyeron un campo de entrenamiento del grupo yihadista.


Las fuentes indicaron que en total se lanzaron una veintena de bombas desde diez cazas, un ataque de mayor envergadura de los que hasta ahora venía haciendo la aviación francesa en Siria.


CINTO TERRORISTAS IDENTIFICADOS 


Cinco de los siete yihadistas suicidas que participaron en los atentados de París del pasado viernes han sido ya formalmente identificados, después de que la Fiscalía haya difundido este lunes el nombre de otros dos de ellos.


El primero de esos dos es uno de los yihadistas que actuó en el Estadio de Francia y que llevaba un pasaporte a nombre de Ahmad Al Mohammad, nacido en Siria el 10 de septiembre de 1990, según un comunicado de la Fiscalía. 


El segundo es uno de los asaltantes de la sala de conciertos Bataclan, Samy Amimour, nacido en París el 15 de octubre de 1987 y por el que Francia había lanzado un mandato de arresto internacional. 


Los otros identificados son Ismail Omar Mostefai, de origen francés y de 29 años, un delincuente que se había radicalizado recientemente y tenía contactos con Bélgica; Ibrahim Abdeslam, de 31 años, que se inmoló en el restaurante del bulevar Voltaire y cuyo hermano está siendo buscado; Bilal Hadfi, de 20 años, residente en Bélgica aunque vivió un tiempo en Siria y quien actuó en las inmediaciones del estadio Saint-Denis. 


DETENCIONES 


En Francia, el canal BFM TV explicó que los investigadores tenían "varias decenas de objetivos" en las operaciones que se produjeron entre la madrugada del domingo y del lunes en Grenoble (este), Toulouse (sur), Jeumont (norte) y en Bobigny, ciudad de las afueras de París. Hubo más de 150 registros.


Uno en Bobigny estaba en relación directa con los ataques terroristas de París en la noche del viernes, precisó France Info, en espera de que se conozcan los resultados. En Grenoble, según BFM TV, hubo seis detenciones y se requisaron armas.


En Toulouse, en concreto en varios puntos de La Reynerie, en el barrio de Le Mirail –del que era originario el terrorista francés Mohamed Merah, autor de varias matanzas en la región en marzo de 2012– hubo al menos tres personas detenidas.


Unos 200 agentes participaron en los registros y las detenciones de Toulouse, que se prolongaron durante tres horas, pero que no estaban en relación con la oleada de ataques terroristas de París.


El Gobierno francés decretó en la noche del viernes al sábado el estado de emergencia, lo que permite a las fuerzas del orden saltarse algunos procedimientos legales que pueden ralentizar los registros de domicilios de sospechosos.


SIGUE LA BÚSQUEDA DE ABDESLAM 


Francia, como Bélgica, lanzaron el domingo órdenes de busca y captura del que se sospecha que fue uno de los yihadistas implicados en la oleada de ataques del viernes por la noche, Salah Abdeslam, y que el sábado escapó a una operación para capturarlo en Bruselas, en la que fueron detenidas varias personas, en particular su hermano, Mohamed.


Salah Abdeslam, de 26 años y nacionalidad francesa, aunque residente belga, fue el que alquiló en Bélgica el coche del que se sirvieron los terroristas que asaltaron la sala de conciertos Bataclan, un Volkswagen Polo.


Se sospecha que pudo ser el octavo hombre de los comandos yihadistas, además de los siete que se hicieron saltar por los aires con los chalecos de explosivos en sus acciones. El Estado Islámico (EI), en su reivindicación de los ataques, había hablado de ocho hombres.


NUEVOS ATAQUES 


El primer ministro francés, Manuel Valls, reconoció este lunes que son posibles nuevos atentados terroristas "estos próximos días, estas próximas semanas", y advirtió de que se va a mantener "mucho tiempo" la amenaza.


"Hay que esperar nuevas réplicas", señaló en una entrevista a la emisora RTL, al recordar: "desde hace meses estamos en guerra contra el terrorismo".


Indicó que tras la oleada de atentados en París la noche del viernes, que causó al menos 129 muertos, "el terrorismo puede volver a golpear estos próximos días, estas próximas semanas".


"La vida debe volver a recuperarse" porque "vamos a vivir mucho tiempo con esta amenaza terrorista", prosiguió.


Valls también vinculó los bombardeos que su país llevó a cabo la pasada noche contra el Estado Islámico (EI) en Siria con los atentados de París, ya que el ataque yihadista del viernes "fue organizado, pensado, planificado desde Siria". 

Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH