martes, 19 de octubre de 2021

Oriol Junqueras no gusta a los grandes empresarios catalanes

|

Oriol Junqueras


El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha recibido varias llamadas de empresarios catalanes importantes de compañías con sede en Barcelona que le han transmitido su cansancio con respecto a la situación que se vive en Catalunya. Además, se han mostrado reacios hacia la figura de Oriol Junqueras por lo que se ha elegido como interlocutor alternativo al hombre encargado de la cartera de Empresa y Conocimiento, Jordi Baiget, según publica este viernes El Confidencial Digital. 


El principal problema que tendrían los empresarios con el líder de ERC es la prioridad de éste por crear la Hacienda propia catalana y un banco central. "Es el encargo concreto que se le ha hecho", explican desde ECD. Asimismo, recuerdan que otra de las funciones que tendrá que realizar Junqueras es la negociación con el Gobierno Central por el Fondo de Liquidez Autonómico que ya creó tensiones entre ambos gobiernos la pasada legislatura. 


Por todo esto, los empresarios han reclamado a otra persona con la que poder tratar los asuntos que más les afectan directamente como la regulación, las inversiones y el día a día de las empresas catalanas. 


JORDI BAIGET, NUEVO INTERLOCUTOR


A raíz de estas preocupaciones, la Generalitat ha puesto facilidades y ha nombrado a Jordi Baiget como el nuevo interlocutor entre las empresas y la Administración. 


Con un perfil mucho menos político que su predecesor Felip Puig y que el propio Junqueras, se quiere mandar el mensaje de que existe voluntad de facilitar la actividad económica y una regulación que haga mucho más sencillo hacer negocios. Además, Baiget es economista y ya ha sido secretario del Govern en la última legislatura. 


PREOCUPADOS POR UNA POSIBLE DECLARACIÓN DE INDEPENDENCIA 


Las fuentes a las que ha tenido acceso ECD han asegurado que no es lo mismo que Rajoy se siente a negociar con Artur Mas que que lo haga con Junqueras, cuyo única obsesión es la independencia. 


El radicalismo del líder republicano asusta a los empresarios ya que la clase empresarial siempre ha sido defensora de la estabilidad y no le quieren ver mandando en la Generalitat. 

Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH