jueves, 19 de septiembre de 2019

Primer desacuerdo entre JxSí y la CUP sobre el abono de la paga extra del 2012 de los funcionarios

|



La CUP tiene previsto votar mañana miércoles en el Parlament contra una enmienda de JxSí que pospone el abono de la paga extra suprimida en el 2012 a los funcionarios catalanes. Si eso sucede, será la primera vez que la CUP niegue su apoyo a la coalición desde que la formación anticapitalista decidiera pactar con JxSí e investir a Carles Puigdemont presidente de la Generalitat, hace menos de dos semanas.


Aun así, ambas formaciones niegan que eso rompa el pacto de investidura y gobernabilidad, que estipula que dos diputados de la CUP voten igual que JxSí en lo que afecte al proceso soberanista.


El diputado Albert Botran ha defendido este martes en rueda de prensa que la intención de la CUP es votar a favor de una propuesta de resolución que tiene el apoyo de todos los grupos menos JxSí para reclamar al Govern el retorno de la paga recortada.


JxSí ha presentado una enmienda a esta propuesta en la que acepta exigir la devolución de la partida a los funcionarios "cuando las disponibilidades presupuestarias lo permitan", pero Botran no lo considera motivo suficiente para cambiar el voto.


"Entendemos que todos los actores implicados estarían de acuerdo en gestionar este pago con los tempos más realistas posibles", pero es necesario aprobar una iniciativa de este tipo para que todos los actores implicados puedan consensuar el retorno de la paga, ha destacado.


Y ha negado que votar contra JxSí en el primer pleno desde que hay nuevo Govern quiebre la estabilidad parlamentaria: "Nos comprometimos a no votar con el resto de partidos cuando no afectara al proceso. No entendemos que esto sea poner en riesgo la estabilidad".


El portavoz adjunto de JxSí, Pere Aragonès (ERC), tampoco cree que afecte al acuerdo de ambos grupos, pero ha dicho que JxSí trabajará "hasta el último segundo para convencer a la CUP" de apoyar la enmienda que pospone el pago.


480 MILLONES DE EUROS


El retorno de la paga extra supone un desembolso de 480 millones de euros, un montante ahora inasumible para las cuentas de la Generalitat: "Estamos convencidos de que la CUP lo comprenderá, y a eso dedicaremos las próximas horas".


Aunque no se podrá cumplir la propuesta de resolución que se aprobará en el pleno del miércoles, JxSí está dispuesto a "pactar un calendario realista para devolver la paga extra en cantidades escalonadas".



Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH