Un monitor de comedor, también bajo el punto de mira por presuntos abusos en otro centro de Maristas

|

Maristas


Los presuntos casos de abusos sexuales en los colegios Maristas no hacen más que aumentar. Este martes, los Mossos d'Esquadra han abierto una investigación a un monitor de comedor del colegio Maristas de la calle Antoni Capmany, en el barrio de Sants.

 

Según han explicado fuentes próximas al caso, los Mossos detuvieron hace aproximadamente un mes a un monitor "de unos 30 años" y sin antecedentes penales, por haber abusado presuntamente al menos de un menor.


El director del colegio Maristas Sants-Les Corts -están en dos edificios pero bajo la misma dirección-, Raimon Novell, ha declarado a Europa Press este martes que la sede de la calle Antoni Capmany "apartó al monitor el mismo día" en que se enteró de los supuestos abusos sexuales a menores.


Novell ha explicado que activó "inmediatamente" el protocolo interno de protección de menores, que no ha concretado, y se puso en contacto con la entidad que gestionaba las prácticas de este monitor, que llevaba 17 días trabajando en el colegio.


Según ha explicado Novell, la dirección del centro denunció a Mossos d'Esquadra los hechos en diciembre, dos días después de conocerlos y después denunció una de las familias afectadas, aunque "hay varias más", ha dicho el director.


Los Mossos investigan este caso del centro de los Maristas en Sants al margen de las indagaciones sobre los abusos de un exprofesor de Gimnasia en el centro del colegio de Sants-Les Corts de la calle Vallespir, dedicado a la enseñanza de Secundaria y Bachillerato.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH