sábado, 5 de diciembre de 2020

En Galicia se ventilan muchas cosas

Manuel Fernando González Iglesias

Seguimos sin gobierno y buscando los partidos la manera de engañar a sus electores con renovaciones inexistentes. Y en esa tormenta de falta de ideas aparecen las elecciones gallegas en las que los populares apuestan por Feijóo para salvarse del diluvio universal sacrificándolo a quedarse para vestir santos, porque si las mareas aciertan en su pacto con los socialistas que, de momento, deshojan la margarita Caamaño-Pepiño, gobernarán en el lugar en el que sí saben cómo manejar sus ideas rupturistas y anti-sistema.


Galicia, ahora mismo, es banco de pruebas en las que se diseña cómo puede gobernarse España de otra manera, si es que la hay. Pero la tierra de Castelao es también ese eterno fósil que solo se mueve cuando unos ‘irmandiños’ deciden colgar de las almenas a sus señores y luego acaban masacrados por unos Reyes Católicos partidarios de la unión eterna de sus reinos.


Si olvidamos la historia, estamos condenados a repetirla. Los políticos galegos deben ser listos esta vez. Es su oportunidad. De ellos, excepto de Rajoy, se esperan nuevas ideas que sirvan, no solo para hacer posible el sueño castelariano en su vertiente azul y blanca, sino en aquella otra que dejó escrita en su ‘Sempre en Galiza’, que durante toda la semana santa debería ser el libro de cabecera que ocupara la mesilla de noche de mareantes, sociatas, populares y hasta comunistas desunidos.


Ojalá sea así. Varias generaciones se lo agradecerán a nuestros políticos autonómicos, sobre todo el resto de los españoles, que están más que hartos de tanta gente mareando la perdiz que no les deja salir del laberinto de Creta de la ingobernabilidad. Por eso, no tengan la menor duda, ahora mismo en Galicia se ventilan muchas cosas, y mucha de ellas muy interesantes.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.



Más autores

Opinadores
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH