miércoles, 14 de abril de 2021

Miró despedirá a la cuarta parte de su plantilla en España y se centrará en Catalunya y Baleares

|


Mir


La cadena de electrodomésticos Miró ha acordado con los sindicatos la aplicación de un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) de 119 personas en toda España. Así, afectará a la cuarta parte de una plantilla integrada por 430 trabajadores con el objetivo de que la empresa se reestructurare y centre su actividad en Catalunya y Baleares.


Tal y como Miró ha anunciado este miércoles en un comunicado, en unos cuatro meses cerrará 12 tiendas en las zonas en la que tiene menor presencia: Levante, Castilla-La Mancha, Castilla y León y País Vasco, pasando de 57 establecimientos a 45, han explicado a Europa Press fuentes de la cadena de electrodomésticos y productos tecnológicos.


Con este saneamiento, la firma apunta a mejorar su posición competitiva y conseguir resultados operativos positivos "a partir de los próximos meses, así como un nivel de crecimiento en línea con las oportunidades que ofrece el nuevo plan estratégico".


El plan de negocio contempla, además de este ERE, la introducción de nuevas medidas para obtener mayores ingresos, como el desarrollo de la tienda 'on line', el aumento y mejora de la gama de productos y nuevos servicios, según explicó la empresa en abril.


PLAN ESTRATÉGICO


El fondo suizo Springwater Capital adquirió Miró en noviembre de 2014, cuando la compañía se encontraba en concurso de acreedores, y ahora ha considerado necesario acometer esta reestructuración para cumplir con los objetivos del plan estratégico 2016-2018.


Así, se ha reposicionado la marca, establecido relaciones a largo plazo con los proveedores y reforzado la estructura financiera con una ampliación de capital de 2,2 millones de euros, pero ello no ha sido suficiente para conseguir los niveles de rentabilidad necesarios en un 25% de sus establecimientos, que tienen una fuerte presencia en Catalunya.


Tras adquirir Miró, los planes de Springwater Capital pasaban por invertir 23 millones de euros en la renovación de su imagen, la reubicación de algunos de sus establecimientos y la apertura de nuevos puntos de venta, hasta alcanzar las 100 tiendas a finales de 2016, con lo que también se preveía generar 300 nuevos empleos.


Miró cerró el ejercicio 2015 con un volumen de negocio de 100 millones de euros y con una red integrada por 65 puntos de venta físicos repartidos entre Catalunya --con más de 40--, Comunidad Valenciana, Baleares, Castilla-La Mancha, Madrid, Soria (Castilla y León) y Barakaldo (País Vasco), además de su tienda 'on line'.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH