domingo, 26 de septiembre de 2021

El comercio catalán entra en quiebra al alcanzar su deuda más de 2 millones de euros

|

Comercio 2


El comercio catalán está en quiebra. La Confederación de Comercio de Catalunya (CCC) presentó el 20 de junio preconcurso de acreedores como consecuencia de un agujero económico superior a los dos millones de euros. La causa: la pésima gestión del exsecretario general, Miquel Àngel Fraile, cuyo cese recogió CatalunyaPress en su momento.


Así lo ha explicado la presidenta de la CCC, Rosa Maria Eritja, en rueda de prensa este viernes, y ha indicado que la junta directiva se reunirá el 11 de julio para tomar decisiones.


"Estamos estudiando detalladamente la información para saber en qué situación nos encontramos y tomar medidas. No será fácil", ha dicho Eritja, que ha asegurado que en la figura de Fraile recaía todo el peso de la gestión diaria de la organización.


NÓMINAS Y PLANTILLA


La entidad tiene tres meses para decidir si puede afrontar la situación o acaba presentando concurso de acreedores, y de momento ya se ha reducido la plantilla de la entidad, inicialmente compuesta por 22 trabajadores y ahora por 11: Fraile despidió a seis antes de ser cesado y otros tres empleados se fueron voluntariamente tras encontrar trabajo.


Los primeros indicios de mala gestión en la CCC llegaron cuando la presidenta supo que no se había abonado la nómina en diciembre, y aunque se está trabajando en ello --"no hacemos otra cosa"-- los empleados siguen sin cobrar las mensualidades hasta la fecha.


Eritja, que asumió la presidencia en junio de 2015, depositó total confianza en Fraile, quien, según ha dicho, trabajó mucho para que ella asumiera el cargo: "Ha sido una sorpresa porque en todos estos años no habíamos tenido ningún indicio de alarma".


"Hemos encontrado hechos lamentables", ha comentado, ya que la CCC ha cerrado con pérdidas en los últimos años y algún desvío de ingresos apunta a Fraile.


"RECUPERAR LA CONFIANZA"


Fraile llevaba en el cargo más de 30 años, ya que accedió al mismo en 1985, cuando se fundó la CCC, entidad que representa a unos 90.000 pequeños y medianos comercios.


"Queremos recuperar la confianza de nuestros asociados y que la CCC dure 30 años más", ha dicho Eritja, que ha señalado que una vez se conozca toda la documentación y la magnitud del agujero económico se celebrarán nuevas elecciones a la junta directiva.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH