domingo, 15 de diciembre de 2019

Convergència tampoco tendrá grupo propio en el Congreso

|

Homs6 2


No son días buenos para la antigua Convergència, ahora conocida como Partit Demòcrata Català (PDC). En la misma semana se ha quedado sin grupo propio en el Senado, con la anulación de su resolución de desconexión por parte del TC y, ahora, se ha quedado también sin grupo propio en el Congreso de los Diputados. 


Ni el PP, ni PSOE ni Unidos Podemos-En Comú han querido apoyar a la formación independentista, que contaba con el rechazo anunciado de Ciudadanos. De esta forma, por primera vez desde la transición, los diputados catalanes tendrán que formar parte del Grupo Mixto. 


El grupo pedido por los diputados encabezados por Francesc Homs no fue reconocido por la Mesa del Congreso el pasado miércoles y quedó a la espera de que los independentistas argumentaran su solicitud.


El Reglamento permite formar grupo con un mínimo de cinco diputados y, además, el 15% de los votos en las circunscripciones en las que se presentaron, pero Convergència, aunque logró ocho diputados en los comicios de junio, no alcanzó ese 15% en las cuatro provincias catalanas (quedó por debajo en Barcelona y Tarragona), y ni siquiera alcanzó ese mínimo en el conjunto de Cataluña (se quedó en el 14%).


CDC APELÓ AL TC



Apelando a la doctrina del Tribunal Constitucional, los independentistas catalanes habían pedido una interpretación flexible de los requisitos reglamentarios para leer el umbral del 15% como una media de las cuatro provincias, lo que les da el 17% porque de esa forma el 23,2% de Girona y el 22,6% de Lleida compensarían el 12,2% en Barcelona y el 13,7% de Tarragona.


Prendes ha asegurado que Ciudadanos es partidario de una interpretación "flexible" del Reglamento de la Cámara, pero no de su "incumplimiento". Y en este caso, sostiene que Convergència "no cumplía los requisitos" en ninguno de los casos ni existían precedentes de situaciones similares.


Por ello, ha lamentado que el resto de formaciones hayan optado por "mirar para otro lado" decantándose por la abstención y "ponerse de perfil". "Todos estaban en un mar de dudas y han preferido ponerse de perfil y mirar para otro lado", ha lamentado.


A su juicio, "no es de recibo" tener flexibilidad con los nacionalistas catalanes "con lo que está pasando en el país" y teniendo en cuenta que hace tan sólo unos días plantearon la "insumisión" al Tribunal Constitucional y la "ruptura del país".


NO HAY PRIVILEGIOS PARA QUIENES QUIEREN ROMPER ESPAÑA



Prendes ha remarcado que esto demuestra que la presencia de Ciudadanos en la Mesa de la Cámara Baja es "útil" para no dar "privilegios" a quienes quieren "romper España".


El otro punto cuestionado por la Mesa era la nueva denominación pues el Partit Demòcrata Català (PDC) aún no tiene el visto bueno definitivo de Interior. Los independentistas alegaron que el nombre de un grupo parlamentario no exige estar inscrito en el registro de partidos y que, en cualquier caso, su pretensión no supone vulnerar la legalidad.


La decisión de la Mesa implica que los ocho diputados del PDC habrán de pasar por primera vez en la historia de la reciente democracia al Grupo Mixto, compartiendo escaños con Compromís, Bildu, Coalición Canaria, Foro Asturias, UPN y Nueva Canarias.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH