635 enfermeros catalanes consultaron cómo ir a trabajar al extranjero

|


El Sindicato de Enfermería de Catalunya reclama mejoras para el sector


El Col·legi Oficial d'Infermeres i Infermers de Barcelona (Coib) recibió en 2015 un total de 635 consultas de enfermeras para tramitar la documentación necesaria para ir a trabajar al extranjero, mayoritariamente a Reino Unido, Alemania y Francia, de las cuales han sido tramitadas finalmente 270 peticiones.


En una entrevista de Europa Press, la decana del Consell de Col.legis d'Infermeres i Infermers de Catalunya, Núria Cuxart, ha afirmado: "Conocemos que solo en Barcelona se han marchado seguro 270; seguro quiere decir que muy probablemente haya más de las que sabemos", puesto que la mayoría de los casos no llegan a notificarse a los colegios en el resto del territorio.

La migración de enfermeras arrancó en los años 90 pero manteniéndose estable con unas 500-600 salidas anuales, si bien en 2011 se dispararon hasta alcanzar el millar, cifra que se ha mantenido, según datos del Consejo General de Enfermería español de 2015.

Este éxodo se explica por la precariedad laboral del colectivo y la poca consideración que, a juicio de Cuxart, se tiene hacia la profesión: "Nos sentimos desaprovechadas por los sistemas de salud", ha criticado la decana.

"Nos quitan las enfermeras de aquí en países que son buques insignia de los sistemas nacionales de salud", ha lamentado al añadir que en España se hace como si las enfermeras no existieran, puesto que participan muy poco en la gestión y planificación de los servicios de salud.

"Tenemos un sistema en el que las decisiones sanitarias tradicionalmente vienen de otro colectivo, y entonces es muy difícil conquistar estos lugares", ha dicho Cuxart, quien considera que es una profesión a la que se invita a participar cuando todo ya está diseñado.

PRESCRIPCIÓN ENFERMERA Y DECRETO CATALÁN



Ha ejemplificado esta situación con el decreto estatal que regula la prescripción enfermera, aprobado en diciembre de 2015, el cual limita las actuaciones que hasta ahora realizaban hasta el punto que se llega a situaciones que son "de locura" porque no pueden indicar productos que el ciudadano puede adquirir en la farmacia.

El conseller de Salud, Toni Comín, anunció en marzo un preacuerdo con el Consell que sentaba las bases para un decreto catalán de indicación enfermera para proteger al colectivo ante la normativa estatal, y que debía recibir el aval del colectivo de médicos, si bien no ha trascendido ningún avance.

Ante esta situación, Cuxart ha urgido al conseller a tirar adelante la iniciativa y a mantener firme su postura: "Confiamos en Comín porque le hemos visto seguro. Esperemos que sea coherente", además de exponer que el retraso en la elaboración del texto ha sido acordado con su colectivo.

Sin embargo, también ha avisado de que si la situación no se soluciona, las enfermeras, a través de la comisión de crisis formada por 53 entidades, "no tendrá ningún reparo en tomar la decisión que haga falta".

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH