Generalitat y MNAC consideran "desproporcionada" una amenaza penal por Sijena

|


Mnac


El conseller de Cultura de la Generalitat, Santi Vila, y el director del Museu Nacional d'Art de Catalunya (MNAC), Pepe Serra, han tachado de "absolutamente desproporcionada" y de una violencia innecesaria la amenaza penal de un juzgado de Huesca a ambas instituciones por la no devolución de obras pendientes del Monasterio de Sijena.


En una atención a los medios, el conseller ha visto "sorprendente la desproporción y agresividad de las advertencias" para reclamar el retorno de 44 obras que se encuentran depositadas en el Museu Diocesà de Lleida, sobre todo teniendo en cuenta que el fallo que ordena el citado cumplimiento es provisional.


Tras la devolución en julio de 53 piezas conservadas en el MNAC, Vila ha dicho que la decisión de no devolver las piezas de Lleida no es discrecional ni de su persona, y que él debe atenerse a las leyes de patrimonio catalanas, así como a los posicionamientos de la Junta de Museus --que avisó que las piezas no podían descatalogarse--, del Institut d'Estudis Catalans (IEC) y del mismo museo leridano.


Ha insistido en la legalidad y buena fe de la compra y venta que se hizo de todos los bienes, y ha apelado a la "paz social en Lleida" para evitar una devolución de las obras del museo diocesano, por estar catalogadas.


COLISIÓN CON LAS LEYES CATALANAS


"En estos momentos dar cumplimiento a esta resolución judicial colisiona abiertamente con la legislación catalana, desde el punto de vista de museos, de patrimonio y de la colección", ha remarcado Vila, que ha recordado que la Generalitat ha presentado recurso del fallo provisional ante la Audiencia Provincial de Huesca.


El titular de Cultura ha asegurado: "En el marco legislativo actual esta sentencia solo admite un cumplimiento parcial y que es lo que hemos hecho", ha concretado, con la devolución de 53 piezas que se encontraban en el MNAC.


ENVÍO POLICIAL


El conseller, que ha visto "insólita" la situación, no ha descartado un eventual envío de la policía patrimonial para hacerse con las obras del museo leridano, aunque ha confiado en que no se dé esta situación.


"Lo consideraríamos del todo desproporcionado e inadmisible. Sería un hecho insólito que no habiendo una sentencia firme hubiera un acto violento de estas características".


DECISIÓN COLEGIADA


Ha recordado que una eventual autorización del conseller para el retorno de las 44 piezas debe ser fruto de una decisión colegiada y conjunta del Ejecutivo catalán, como se decidió en julio.


En el auto reciente emitido por el Juzgado número 1 de Huesca, que ha apercibido a la Generalitat y al MNAC de la responsabilidad penal que conlleva no cumplir "diligentemente" la devolución de 44 obras pendientes, también acusa al MNAC de no retornar dos piezas en el marco del envío de julio.


El director del museo ha destacado que estas piezas son dos tapetes de ganchillo modernos para cubrir el altar fuera de celebraciones eucarísticas que se encuentran en paradero desconocido desde hace décadas.


Éstas se encontraban en el depósito municipal en 1972, cuando en Barcelona el patrimonio dependía meramente de una institución, y, posteriormente, fueron a parar al Museo Téxtil y de la Indumentaria, y cuando el conjunto de obras del MNAC fueron compradas --en 1994--, estas piezas ya no vieron la luz y no llegaron a entrar en el museo.


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH