El gasto social catalán de la Generalitat para 2017 es un 17% más bajo que el de 2010

|

Ccoo 3


El secretario general de CC.OO. de Catalunya, Joan Carles Gallego, ha criticado que el proyecto de presupuestos de la Generalitat para 2017 es continuista y no da respuesta a las prioridades sociales, y ha remarcado que el gasto social se incrementa en 1.170 millones de euros respecto a las cuentas de 2015 pero es un 17,7% inferior al de 2010.


En rueda de prensa, Gallego ha asegurado que los de 2017 no son unos presupuestos expansivos como dice el Govern, ya que contemplan un crecimiento inferior al que ha experimentado el PIB en 2016, por lo que ha concluido que, "como mucho, son neutros".


El sindicato ha constatado que el gasto social en la propuesta de 2017 es de 17.944 millones de euros, frente a los 20.242 millones de los presupuestos de 2010, lo que supone un 11,4% menos pero, teniendo en cuenta la subida del IPC, la reducción en comparación a hace siete años alcanza el 17,7%, mientras que "las necesidades son mucho mayores", ha subrayado.


Gallego ha reprochado que las cuentas para el próximo año no incluyen ninguna partida específica para la puesta en marcha de la renta garantizada de ciudadanía, y ha reclamado que la décima de flexibilización del objetivo de déficit aprobada por el Gobierno central, del 0,5% previsto en la propuesta de presupuestos de la Generalitat al 0,6%, se destine a esta medida.


Ha asegurado que esta reducción del objetivo del déficit supondrá disponer de 205 millones de euros más para gasto público, lo que, según el sindicato, sería suficiente para arrancar la renta garantizada a partir de junio de 2017.


Para ello, antes se debería llegar a un acuerdo sobre el proyecto de ley de esta medida, para que pudiera implantarse durante el año que viene: "Entendemos que sería un gesto que el Govern destinara este 0,1% del déficit a la renta garantizada de ciudadanía, pero debemos cerrar primero el proyecto de ley que lo permita".


FALTA DE INVERSIÓN


El sindicato también ha criticado la poca inversión en políticas industriales, ya que están previstos 52 millones de euros, mientras que en 2010 eran 165 millones, y también ha evidenciado que es inferior la inversión en I+D+i (488 millones frente a 608 hace siete años).


Gallego ha alertado de que las inversiones públicas de Catalunya para 2017 (1.579 millones previstos) están en mínimos históricos, ya que se asemejan a las de 2014 (1.530 millones), cuando se alcanzó el punto más bajo, y están muy lejos de los 5.494 millones de 2009, cuando se llegó al máximo.


CC.OO. también ha criticado que los nuevos impuestos previstos en la ley de acompañamiento son "totalmente insuficientes", y ha reiterado que se podría ingresar hasta cuatro o cinco veces más modificando el impuesto de sucesiones.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH