domingo, 25 de agosto de 2019

Mueren seis miembros de la Cruz Roja en un ataque en Afganistán

|

Cruzroja 5


El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) denuncia la muerte de sus seis de sus miembros y la desaparición de otros dos en un ataque contra uno de sus convoyes de reparto de ayuda humanitaria en el norte de Afganistán. El gobernador de la provincia de Jawzjan, en el norte del país, donde ha ocurrido el ataque, ha comunicado que el Estado Islámico (ISIS) es el responsable del atentado.


El equipo estaba compuesto por tres conductores y cinco oficiales en el campo, ha explicado el CICR en un comunicado. Los fallecidos son de nacionalidad afgana y sus cadáveres ya han sido recuperados y entregados a la organización. El convoy llevaba materiales de primera necesidad cuando hombres armados abrieron fuego en su contra.


El director general del CICR, Yves Daccord, se ha mostrado conmocionado tras saber que un equipo tan experimentado y que ayuda a la población afgana fue víctima de la violencia en ese país. "Este es el peor ataque contra nosotros desde hace 20 años. Estamos todos indignados y muy tristes".



Loftulá Azizi, gobernador de la provincia de Jawzjan, ha dicho que el ataque ha sido perpetrado por milicianos del grupo terrorista Estado Islámico. "Daesh (acrónimo en árabe del ISIS) está muy activo en esa zona", ha señalado. El jefe de la policía también ha asegurado que el ataque lo llevaron a cabo "militantes" del grupo yihadista, que de momento no se ha atribuido la acción.


Los talibanes, por su parte, se desvincularon del asalto, que atribuyeron a "secuestradores", un término que en ocasiones este grupo insurgente utiliza para referirse al ISIS, con el que está enfrentado. "El grupo armado que ha atacado a los empleados de Cruz Roja ha estado involucrado en varios casos de secuestros y hace unos días mató a tres de nuestros militantes", indicó telefónicamente a una agencia uno de los portavoces de los talibanes.


“Este es un acto despreciable. Nada puede justificar el asesinato de nuestros colegas y queridos amigos. En este momento es prematuro determinar el impacto de este espantoso incidente en nuestras operaciones en Afganistán. Queremos mantenernos como un equipo y apoyarnos mutuamente para tratar de asimilar este acto incomprensible y encontrar a nuestros dos colegas desaparecidos”, ha denunciado la responsable de la delegación del CICR en Afganistán, Monica Zanarelli. 



“Condenamos en los términos más enérgicos lo que parece ser un ataque deliberado contra nuestro personal. Es una gran tragedia. Estamos en estado de shock”, ha dicho el presidente del CICR, Peter Maurer.




Asimismo, ha señalado que “estos miembros del personal simplemente estaban haciendo su deber, desinteresadamente tratando de ayudar y apoyar a la comunidad local. Nuestro pensamiento está con las familias y seres queridos de nuestros colegas muertos y de los desaparecidos”.



Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH