La mitad de las mujeres embarazadas que fuman continúan haciéndolo a escondidas durante la gestación

|

fumar


La mitad de las mujeres fumadoras continúan fumando cuando se quedan embarazadas pero la mayoría lo hacen a escondidas para evitar el rechazo social. Y, se calcula que una de cada cuatro mujeres en edad reproductiva son fumadoras.


Otro dato relevante es que de las mujeres que consiguen dejar el tabaco durante el embarazo, un 70% vuelve a fumar después del parto. Estas cifras se han hecho públicas en unas jornadas sobre el consumo del tabaco, que se celebran en Barcelona y donde participan más de 350 profesionales del ámbito de la salud.


PERJUDICIAL PARA LA MADRE Y EL HIJO


La doctora Elena Castellanos, ginecóloga y miembro de la Sociedad Catalana de Atención y Tratamiento del Consumo del Tabaco, pidió que la problemática del tabaquismo y sus efectos sobre madre y criatura se aborden de forma seria.


Según los expertos, el tabaco avanza la edad de la menopausia, aumenta el riesgo de infartos de miocardio en mujeres que toman anticonceptivos e interfiere en los tratamientos de reproducción asistida. Además, los hijos de madres fumadoras son más propensos a desarrollar diversas patologías.


Por ejemplo, uno de los efectos negativos del tabaco es que afecta directamente el desarrollo del feto y los bebés nacen con bajo peso, pero también provoca asma infantil, otitis o infecciones respiratorias. Además, según los últimos estudios, también provoca síndrome de hiperactividad, el déficit de atención y el cáncer infantil.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH