Hacienda quiere detectar cambios ficticios de domicilio de catalanes, andaluces y asturianos

|

Montoro29

Los técnicos de Hacienda han detectado, en los últimos meses, algo que se está convirtiendo en un fenómeno masivo de ciudadanos que dan el salto a otra comunidad para evitarse una carga fiscal más elevada y por eso han puesto en marcha un Plan de Control Tributario especifico que afecta al Impuesto sobre Patrimonio, Sucesiones y Donaciones.


Con el mismo pretenden detectar “posibles deslocalizaciones en el ámbito de estos impuestos, por cambios ficticios del domicilio fiscal" para  "identificar a los contribuyentes que se deslocalizan, pero en términos fiscales continúan residiendo donde estaban".


Se pone el foco, sobre todo en Madrid, para que al fallecer sus descendientes puedan regatear el abono del impuesto de Sucesiones y resulta que la mayoría de las mudanzas detectadas las protagonizan catalanes, andaluces y asturianos que adquieren una vivienda en Madrid con el objetivo de fijar su domicilio fiscal. El ahorro puede llegar a los 100.000 euros con respecto a lo que deberían pagar en sus respectivas comunidades.


Hacienda les está delatando a través del recibo de la luz y  coteja si efectivamente utilizan o no el piso adquirido. Posteriormente los inspectores se personan en la vivienda para iniciar una inspección y ya se han impuesto  las primeras multas.


LA COMUNIDAD DE MADRID UN PARAISO PARA SUCESIONES Y DONACIONES


El Gobierno de Rajoy está dispuesto a modificar el Impuesto de Sucesiones y Donaciones. Existe un convencimiento general de que se va a fijar un mínimo estatal para homogeneizar el tributo en las diferentes autonomías, del que la más perjudicada será Madrid, que ofrece actualmente una exención del 99%.  Y ante esta posibilidad, en los últimos meses se ha producido una avalancha de donaciones en vida en la comunidad que preside Cristina Cifuentes.


Y los afectados se han puesto en guardia ante esta eventualidad. La reacción más habitual ha sido adelantar la herencia mediante una donación en vida que aproveche la exención todavía vigente y que deje solucionado el asunto para que los herederos no tengan que pagar nada cuando fallezca el actual propietario de los bienes y por eso las notarías en Madrid no dan abasto con la cantidad de donaciones que se están tramitando.


En la Comunidad de Madrid, la bonificación del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones es del 99% en los grupos I y II (padres a hijos y cónyuges) y el Impuesto sobre el Patrimonio está bonificado al 100%.


En el IRPF se ha rebajado la tarifa autonómica en los últimos ejercicios el 20,8% para las rentas inferiores (hasta 12.450 euros) y un 2,3% para las más altas (superiores a 53.407,20 euros) y se han ampliado las deducciones.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH