domingo, 13 de octubre de 2019

Nada nuevo bajo el sol

|

Messi


Nada nuevo bajo el sol. Caraja descomunal del Barça nada más empezar el partido, con la diferencia de que no estaba en frente el Málaga, sino la 'Vecchia Signora'. Y eso ha supuesto gol de Dybala a los 7 minutos. La defensa, clamorosa, ha dejado al argentino recibir solo en el área pequeña, que se ha revuelto, pivotando, y la ha puesto bonita y larga al palo más alejado de Ter Stegen.


Con el 1-0, los italianos, como buenos italianos, han tirado de conformismo para consolidar líneas atrás y ponerse a jugar a lo suyo. El Barça, ya con posesión, pero un gol abajo.


En el 19 ha llegado la primera clarísima del Barça: una genialidad -una más- de Leo Messi, desde la media punta, ha inventado un pase que ha superado tres líneas y ha dejado totalmente solo a Iniesta, que ha querido definir suave, con un giro de tobillo, pero Buffon ha sacado la mano y la ha enviado a córner.


Y el que está en frente no es el Málaga. Al minuto siguiente, Dybala ha enchufado un golazo desde fuera del área, desde la media luna, un pase atrás que ha definido fuerte y al palo, otra vez solo como la una.


La tónica habitual, a partir de ahí, ha sido la esperada: el Barça con posesión, intentando materializar ocasiones, y la Juve comodísima atrás, saliendo cuando podían, replegando a Mandzukic, que se ha marcado un partidazo en defensa.


Lo mejor para el Barça, tras los primeros 45 minutos, solo perder por 2-0.


La segunda parte no ha ofrecido sorpresas. La Juve, como Ali, más atrás imposible, contra las cuerdas, diciéndole al Barça, o a Foreman: "¡Ven, ven!". Vacilaban los italianos, que veían como el Barça llegaba con más ímpetu, mientras ellos jugaban tranquilos. A los italianos ya les va bien que haya follón.


Y el que está en frente no es el Málaga. En el 55, Chiellini, a la salida de un córner, se ha quedado solo con Mascherano, que ha estado horrible, y ha cabeceado al palo largo para poner el 3-0.


Dentro de lo poco que ofrecía el Barça, Messi ha vuelto a dejar solo a un compañero, en el 67, esta vez Suárez, que la ha cruzado demasiado en la definición y ha salido fuera. Si las pocas que tienes no las metes, lo tienes chungo.


Los 'bianconeros' han hecho suyo el partido, la victoria, el punto, el set, la vuelta rápida y lo que les ha dado la gana. El partido ha muerto cuando han querido y han sumido al Barça en la desgracia más desoladora -y merecida- que han vivido en la última década.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH