martes, 26 de octubre de 2021

Adoptan a 33 bebés en Catalunya en 2016 y 180 en el conjunto de España

|

Adopciondebebes


La Conselleria de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias de la Generalitat ha comunicado que un total de 33 bebés fueron dados en adopción en 2016 en Catalunya por parte de sus madres biológicas, según datos de renuncias hospitalarias.


En el conjunto del Estado, se dieron en adopción el mismo año un total de 180 neonatos, una decisión recogida en la legalidad vigente y que no tiene consecuencias penales para los progenitores, aunque el abandono de bebés o de niños en la calle sí que se considera delito según el artículo 229 del Código Penal, que recoge penas de prisión de entre uno y cuatro años.


La Comunidad de Madrid lidera la lista de adopciones, con 35 bebés, seguida por Catalunya, con 33; País Vasco, con 19; Galicia, con 16; Andalucía y Castilla y León, con 15 cada una; Comunidad Valenciana, 11, y Baleares, ocho. Las siguen Aragón y Canarias, con siete; Castilla-La Mancha, con cuatro; Murcia y Extremadura, con tres, y Navarra, con dos, mientras que en Cantabria, Asturias y La Rioja no registraron ninguna.


En Catalunya, los centros hospitalarios comunican la voluntad de la madre a la Dirección General de Atención a la Infancia y la Adolescencia (Dgaia) de la Generalitat, que abre un expediente de desamparo, y un técnico y un jurista se desplazan al hospital, donde le informan del procedimiento y sus consecuencias.


El asesoramiento legal que se da consta en el documento de declaración de abandono de los derechos y deberes inherentes a la maternidad o paternidad de un niño y de solicitud de su acogida pre-adoptiva.

Tras ratificar la renuncia, la Dgaia declara el desamparo del niño y se adopta una medida de acogida pre-adoptiva, con el consentimiento de los padres que no estén privados de potestad; sólo el juez puede constituir la adopción del niño.


MADRES MENORES Y PERIODO DE REFLEXIÓN


En caso de una madre menor o incapacitada, contará con la asistencia de sus padres o tutores, que tendrán que firmar conjuntamente con ella la declaración de abandono de los derechos y deberes inherentes a la maternidad o paternidad de un niño y de solicitud de su acogida pre-adoptiva.


Las autoridades establecen un periodo de reflexión durante el que la madre biológica cuenta con un mes y medio para dar marcha atrás ante la decisión de entregar a su hijo.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH