Puigdemont se desmarca de la declaración unilateral de independencia de Junqueras

|

Junquerasipuigdemont


El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha explicado este domingo que su prioridad es que los catalanes voten sobre la independencia de Catalunya en un referéndum y no impulsar una declaración unilateral de independencia desde el Parlament: "No contemplo ningún escenario que no sea votar".


Lo ha explicado en un encuentro con corresponsales celebrado en el Palau de la Generalitat con motivo de Sant Jordi, donde ha insistido su plena determinación a convocar la consulta con o sin el permiso del Estado, aunque su voluntad es negociarla.


La palabras de Puigdemont llegan después de que el vicepresidente del Govern, Oriol Junqueras, sí contemplara esta semana impulsar esta declaración de independencia en el caso de que el Gobierno central prohíba la consulta. Unas palabras que matizó solo unas horas después. 


El presidente catalán ha evitado polemizar con Junqueras y ha interpretado que el vicepresidente se pronunció en esos términos porque quería transmitir que si el Gobierno central pone trabas al referéndum, el Govern no se quedará de brazos cruzados: "No nos vamos a ir a casa. No vamos a dejarlo estar".


Puigdemont tampoco quiere contemplar la declaración unilateral de independencia porque avisa de que "no podrá fácil" al Gobierno central no dejar votar a los catalanes, por lo que está convencido que la Generalitat podrá poner las urnas con una ratio urna/habitante similar al de unas elecciones convencionales.


FECHA DEL REFERÉNDUM


No ha querido precisar la fecha en la que convocará el referéndum, aunque ha admitido que tiene algunas ya en la cabeza entre las que escoger; ha dicho que será en domingo y antes de finalizar septiembre y ha explicado que su previsión es detallar la fecha antes de irse de "vacaciones" --el Govern acostumbra a hacerlas unos días de agosto--.


"Hay algunos domingos que son útiles y otros que no --para celebrar el referéndum--. No puedo avanzar nada. No está tomada aún la decisión pero todo hace pensar que tendremos que tomar la decisión antes de ir de vacaciones", ha alegado ante los periodistas.


Si Puigdemont deja el referéndum para después de las vacaciones y teniendo en cuenta que difícilmente lo convocará antes de la Diada del 11 de septiembre, los dos únicos domingos que le quedarán al mes serán el 17 y el 24, ya que el siguiente es 1 de octubre.


VOTO EXTRANJERO


Varios corresponsales le han preguntado por la determinación del Govern de no dejar votar en el referéndum a los extranjeros que residen en Catalunya, y Puigdemont ha explicado que la decisión está tomada y que, por lo tanto, esta parte de la población no podrá ejercer su derecho voto.


Ha alegado que la legislación estatal actual así lo fija y que, si Catalunya quiere que el referéndum sea homologable, no puede apartarse de las prácticas habituales en las elecciones y tiene que "asemejarse al máximo" a las normas que actualmente hay para comicios como los generales o los autonómicos.


Puigdemont esgrime que si dejara votar a los extranjeros, los contrarios al referéndum alegarían que la Generalitat "ha alterado las reglas habituales del juego" y que, por lo tanto, sus resultados no pueden ser reconocidos como válidos.


Puigdemont ha comparecido junto al conseller de Asuntos Exteriores, Raül Romeva, quien ha defendido que una Catalunya independendiente podría seguir formando parte de la UE y ha negado que quedase excluida automáticamente: "Es una eventualidad que simplemente todavía está por demostrar".

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

LO MÁS LEÍDO

logo insolito
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH