jueves, 25 de febrero de 2021

Agricultores, en marcha por la crisis de la fruta dulce

|

Pagesos 1

Fotografía del Twitter de ASAJA Lleida.


La plataforma en defensa de la fruta dulce y el sindicato Asaja han exigido este lunes a la Unión Europea que autorice la retirada de 40.000 toneladas de fruta que están en 'stock' en el Valle del Ebro para que remonten los precios por encima del coste de producción ante el veto ruso y el cierre de las fronteras de Bielorrusia.


Los campesinos, que han llegado a la capital catalana después de una marcha lenta proveniente de Alcarràs (Lleida), se han concentrado enfrente de la sede de la Unión Europea en Barcelona, donde se han reunido durante media hora con su director, Ferran Tarradellas, a quien han trasladado su malestar.


La retirada de productos que exigen se trata de una medida extraordinaria contemplada por la Política Agraria Común (Pac) de la Unión Europea.


AMENAZA DE NUEVAS MOVILIZACIONES 


"Si no recibimos una respuesta en menos de diez días abocaremos toda la fruta en la diagonal", ha afirmado el presidente de Asaja Lleida, Pere Roqué, al salir de la reunión.


Por su parte, el presidente de la plataforma, Jonathan Sanjuán, espera que al presión efectuada consiga aprobar la retirada de la fruta y ha exigido a la UE que, de la misma manera que rescata a bancos, rescate el sector de la fruta.


Durante la concentración, el productor Joel Arbonés ha calificado la situación de los agricultores de "muy grave", ya que llevan más de tres años produciendo por debajo del coste y, según ha explicado, ha llegado un punto en que algunos agricultores están vendiendo su patrimonio familiar.


"La situación es catastrófica, el campesinado se está muriendo mientras algunos se están enriqueciendo de forma desmedida", ha afirmado Arbonés, que considera una barbaridad que el consumidor pague tanto y el agricultor cobre tan poco, en sus palabras.


LA CONSELLERA SERRET VIAJA ESTE MARTES A BRUSELAS 


La consellera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación, Meritxell Serret, viaja este martes a Bruselas para reunirse con diferentes responsables de la dirección general de Agricultura de la Comisión Europea (CE).


El objetivo del encuentro es pedir la declaración de perturbación del mercado y la retirada de las 40.000 toneladas de fruta.


Serret encabezará una delegación integrada por representantes de organizaciones de agricultores fruteros de Francia, Italia y Catalunya.


Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH