El dueño del locutorio de Ripoll asegura que está "mal" y su mujer dice que es una "víctima más"

|

LocutorioRipoll

El Karib ha asegurado que está mal tras los atentados.


Salh el Karib, el dueñó del locutorio de Ripoll que estaba detenido hasta el jueves por los atentados en Barcelona y Cambrils, ha salido esta mañana de su piso con su hijo y su mujer. Esta le ha defendido como una "víctima más", y él sólo ha dicho que está mal


El Karib ha llegado a la localidad de Ripoll durante la madrugada. Este jueves quedó en libertad provisional porque "no tiene nada que ver" con los atentados, según ha apuntado su mujer a los medios de comunicación.


El propietario del locutorio ha salido de su casa con su hijo en brazos, y sin la barba con la que se le vio al declarar en la Audiencia Nacional. Ha dicho que está "mal" y se ha subido a un coche, nada más. Sin embargo, su mujer se ha quedado en la puerta de su casa atendiendo a los medios para explicar que su marido está "tranquilo, porque el juzgado le ha dicho que no tienen nada contra él".


"LO SIENTO"


La mujer ha asegurado que "es una de las víctimas y a él no le gusta lo que pasó". Además, ha añadido que está muy contento por el trato recibido por los Mossos y por la Audiencia Nacional. "Nosotros estamos en contra del terrorismo", ha añadido. 


La familia no piensa abandonar su domicilio de Ripoll porque no han hecho "nada malo". La mujer ha finalizado diciendo que todos "lo sienten". 

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH