jueves, 12 de diciembre de 2019

Iceta promete un plan de choque social de 3.000 millones

|

ICETA

Campaña electoral del PSC



El candidato del PSC en las elecciones del 21 de diciembre, Miquel Iceta, ha prometido este martes una inversión de más de 3.000 millones de euros durante 4 años en un plan de choque social para "dignificar" la vida de los catalanes.


Lo ha anunciado en un acto sobre municipalismo en el Espai Francesca Bonnemaison de Barcelona en el que también han participado la alcaldesa de L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona), Núria Marín; el de Pineda de Mar (Barcelona) y presidente de la Federación de Municipios de Catalunya (FMC), Xavier Amor; el líder del partido en Barcelona, Jaume Collboni, y decenas de dirigentes locales.


Si Iceta es presidente, se compromete a que los ayuntamientos no tengan ninguna obligación sin tener la financiación suficiente, a que no haya políticas públicas sin conexión con los municipios y a desarrollar este plan de choque social, que incluye una nueva ley de barrios 2.0.


El objetivo de Iceta con su plan de choque social es que 80.000 familias accedan a nuevas plazas de guardería, que 50.000 trabajadores con contrato temporal fraudulento pasen a ser fijos, que 50.000 más con empleo parcial coticen por las horas que trabajan y que 100.000 familias puedan rehabilitar sus viviendas con criterios de sostenibilidad ambiental para reducir un 30% el gasto energético.


Otras metas son que 23.000 familias pongan ascensor en su casa, que 96.000 niños tengan beca comedor, atender hasta 60.000 familias en riesgo de pobreza energética, que 145.000 dependientes que esperan sean atendidos y que se incremente un 25% el parque de viviendas de alquiler social.


Además, su plan de choque incluye la creación de 55.000 puestos de trabajo en la construcción con criterios de economía verde y de 17.000 puestos más en el sector de la atención a las personas en situación de dependencia.


Los 3.000 millones del plan de choque social se financiarán a partir de la reestructuración de la deuda no prioritaria y asignando una parte de los nuevos ingresos del modelo de financiación: "Si la financiación quieres mejorar, a Miquel Iceta has de votar", ha clamado.


La mayor partida del plan se destina a la dependencia, con 1.365 millones de euros, principalmente para acabar con las listas de espera que sufren más de 140.000 personas.


En el caso de las guarderías, la partida asciende a 900 millones de euros, y todos ellos serían una novedad, puesto que el Govern ha destinado cero euros a este capítulo en los últimos años.


A esta partida les siguen las becas comedor que, con 292 millones de euros, servirán para dar cobertura al 30% de alumnos de Secundaria -actual tasa de pobreza infantil- y ampliar las ayudas a las familias.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH