sábado, 5 de diciembre de 2020

​La revolución de blockchain

Pablo Rodríguez Canfranc
Economista

Blockchain



Sin duda blockchain es uno de los términos de moda 2017 en los ambientes techies, por supuesto, no porque esta tecnología se haya inventado ni se haya dado a conocer este año, sino porque cada vez más medios de comunicación generalistas se hacen eco de lo que funciona en las entrañas de la popular criptomonedabitcóin, que, por cierto, es una de las candidatas de la Fundación del español Urgente a palabra del año.


Algunos hablan de blockchain como de la próxima revolución tecnológica que lo trastocará todo, equiparándola con avances de telecomunicaciones como la utilización del protocolo TCP/IP en Internet. Y casi todo el mundo coincide en que blockchain va a resultar muy útil en ámbitos distintos del sector financiero, que es donde ha conocido sus primeras aplicaciones.


A grandes rasgos, la tecnología de cadena de bloques puede resultar idónea aplicada a procesos que involucran a un inmenso número de partes o interlocutores que introducen datos, en un entorno caracterizado por la falta de confianza. Como indica un reciente artículo de Microsoft publicado en Harvard Business Review, si estas características no están presentes, quizá es mejor utilizar una base de datos convencional.


CARACTERÍSTICAS


De forma intuitiva podemos concebir blockchain como una hoja de cálculo que:


No se puede alterar, los datos una vez introducidos no pueden ser cambiados.

Se trata de un medio criptográficamente seguro, lo que garantiza al usuario que los datos no pueden ser manipulados.

Es una hoja de cálculo compartida por numerosos usuarios.

Dispone de un mecanismo conocido como algoritmo de consenso que facilita que todos los participantes del sistema puedan llegar a un acuerdo para decidir cuál bloque representa correctamente las transacciones recientes de la red.


Como explica Microsoft, sobre esta hoja o libro contable se pueden realizar contratos inteligentes (smartcontracts) que representan procesos de negocio, de forma que blockchain no sólo permite compartir datos fehacientes entre muchas partes, sino también procesos de negocio fidedignos.


Más allá de las transacciones financieras, blockchain ofrece soluciones innovadoras para cualquier sector o actividad que repose sobre las relaciones entre ingentes cantidades de usuarios y el intercambio de volúmenes de información considerables.


ETHEREUM


Por ejemplo, Ethereum es una plataforma sobre blockchain destinada a soportar la creación de acuerdos de contratos inteligentes entre pares, buscando suprimir la intermediación legal.


Otra aplicación de las cadenas puede estar en el mundo de la música online. Blockchain podría implicar que cada canción o pista de sonido lleve insertada un trozo de código de forma que cualquiera que descargue o escuche ese tema (en Spotify, iTunes…) está generando un pago que se envía automáticamente a todo aquel que tenga derecho a ello: compositor, letrista, productor o intérprete.


En el campo de la energía, la compañía norteamericana LO3 Energy ha creado un sistema con blockchain, Brooklyn Microgrid, para que los particulares compren y vendan sin intermediarios energía generada por plazas solares en hogares.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.



Más autores

Opinadores
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH