El bloque independentista muestra debilidad y división ante el calendario que propone Rajoy

|

Rufian tarda campuzano

Los portavoces independentistas Gabriel Rufián y Joan Tardà (ERC) y Carles Campuzano (PDeCAT)


El Gobierno central ha comunicado a ERC y PDeCAT los plazos para elegir al nuevo presidente de la Generalitat. Tras constituir el Parlament el 17 de enero, los diputados catalanes deberán elegir al President antes del 31 de marzo, coincidiendo con la semana Santa.


La vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría ha preferido dirigirse a los portavoces de ambas formaciones en el Congreso para informarles del calendario que ha propuesto Mariano Rajoy. La propuesta supone poner en marcha la cuenta atrás de un proceso negociador que deberá culminar con la designación del candidato President de la Generalitat y su posterior investidura.


En sus comunicaciones, Moncloa ha constatado las diferencias y lo complicado de tomar decisiones en dos organizaciones que sufren el descalabro de su dirección. Tanto Joan Tardà, de ERC, como Carles Campuzano, del PDeCAT, han debido trasladar su conversación con la vicepresidenta a los órganos de dirección de sus respectivos partidos.


Así, en el caso del PDeCAT la toma de decisiones supone que deban ponerse de acuerdo la dirección orgánica del partido con el candidato y president cesado, Carles Puigdemont, huido a Bélgica y que forma camarilla con su equipo de estrechos colaboradores.


En cuanto a ERC, con su máximo dirigente, Oriol Junqueras, en prisión, Sáenz de Santamaría se vio obligada a repetir contacto con su secretaria general, Marta Rovira. Una conversación destinada a confirmar que quedaban informados y que no existían inconvenientes después del compás de espera que supuso las consultas entre las distintas jerarquías.


Los independentistas han aceptado la fecha elegida por Rajoy que acorta los plazos manejados hasta ahora para elegir un nuevo gobierno de la Generalitat. Con las competencias intervenidas, el jefe del Ejecutivo tenía 20 días hábiles desde las elecciones para convocar la sesión constitutiva del Parlament, en concreto hasta el día 23 de enero. Como anunció el propio Rajoy, a partir del día 17 el nuevo presidente de la Cámara tendrá 10 días hábiles para convocar una sesión de investidura si hay candidato.


Lo que sigue pendiente de decidir son los siguientes pasos. El Parlament tiene dos meses a partir del 31 de enero para elegir presidente de la Generalitat y si no lo ha conseguido al terminar el plazo el 31 de marzo, Sábado Santo, habrá nueva convocatoria de elecciones.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH