Represalias contra los trabajadores del Ayuntamiento de Aiguafreda tras denunciar las irregularidades del alcalde

|

Aiguafreda ayuntamiento

Ayuntamiento de Aiguafreda.


Los vigilantes municipales del Ayuntamiento de Aiguafreda sostienen que sufren represalias tras haber denunciado al alcalde, Joan Vila (PDeCat), ante la Oficina Antifraude.


Desde el sindicato CCOO explican que el alcalde ha roto relaciones laborales con la representación de estos trabajadores y que, además, continúa realizando una serie de prácticas irregulares que han sido denunciadas pero que no encuentran respuesta por parte de nadie.


Fuentes sindicales aseguran que Vila los responsabiliza "sin fundamento" de la denuncia que CCOO presentó el verano de 2017 acusando el alcalde de haber eliminado sanciones de tránsito de manera discriminatoria y por causas no justificadas a varios ciudadanos, incluyéndose él mismo.


Así señalan que en los últimos meses Vila ha cesado al jefe de este servicio policial y ha empujado el delegado de personal funcionario a coger la baja después de recibir amenazas".


CCOO ha lamentado esta situación y ha asegurado que los trabajadores municipales temen "más represalias" por parte del alcalde Joan Vila.


Las acusaciones de las malas prácticas que denuncian han quedado reflejadas en dos denuncias que datan de mayo y junio de 2017 ante la Oficina Antifraude, pero los vigilantes saben que los procesos son lentos y están a la espera de que se resuelva esta situación.


NEGOCIAR LOS CONVENIOS


En este sentido señalan que el gobierno local se ha negado a negociar los convenios con los guardias municipales a pesar de que han buscado la mediación de terceros como el Síndic de Greuges.


"No lo ha aceptado y lo que ha hecho es imponernos un cuadrante con horarios no pactados y turnos en los que no hay nadie", explica Antonio García, delegado de personal funcionario en el Ayuntamiento de Aiguafreda.


García denuncia que se cesó al jefe de los guardias municipales y que él mismo cogió la baja debido a las presiones que recibió, según relata.


El portavoz de los trabajadores también asegura que a su baja y la de la cabeza del servicio se ha sumado una más y que ninguno de estas se han cubierto. 



Todo ello "repercute negativamente en el ambiente laboral del colectivo, el servicio público y la seguridad ciudadana al municipio", indica.


Según CCOO se ha llegado a esta situación después de que el verano de 2017 el sindicato denunciara ante la Oficina Antifrau de Catalunya que en este consistorio se estaban produciendo irregularidades con las multas de tráfico. 

Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH