sábado, 24 de octubre de 2020

El Parlamento belga da calabazas a Puigdemont

|

Carles puigdemont 280118


El Parlamento Federal belga no cederá una de sus salas a petición de los nacionalistas flamencos de la Nueva Alianza Flamenca (N-VA) para invitar al expresidente catalán, Carles Puigdemont, a un coloquio sobre Catalunya en la institución belga por falta de consenso entre los grupos políticos.


"No ha habido consenso. No hay acuerdo. No he recibido autorización para invitarle", ha explicado el eurodiputado de la NV-A, Peter Luykx, que no ha querido precisar qué grupos políticos han rechazado su petición o si siquiera ha recibido el apoyo expreso de alguno.


El acto se pretendía celebrar el 27 de febrero, entre las 11.30 y las 14.30 horas si la Conferencia de Presidentes del Parlamento Federal belga daba luz verde a la petición, según ha avanzado este martes 20 de febrero el diario 'Le Soir'.


Luykx cursó la petición para su decisión este miércoles por parte de la Conferencia de Presidentes o Mesa del Parlamento Europeo, que reúne a los líderes de los grupos políticos y al presidente, Siegfried Bracke, de la N-VA.


Los grupos socialista, liberal y humanista ya avanzaron este martes su rechazo a invitar a Puigdemont al Parlamento Federal belga para no instrumentalizar la institución por el proceso soberanista.


El jefe de filas de los socialistas, Ahmed Laaouej, dejó claro que "el Parlamento Federal no está para ser instrumentalizado por un partido, la N-VA, para exaltar el nacionalismo y el separatismo" y recordó que "el Señor Puigdemont es objeto de una orden de arresto en España.


"Está perseguido notablemente por malversación de fondos públicos" dijo y criticó que la N-VA ya intentó "hace 15 días" una maniobra similar "sin precisar" que pretendía invitar al expresidente catalán.


"NO RESULTA SENSATO" ESCUCHAR A UN HUIDO DE LA JUSTICIA


También el líder de los liberales valones del partido MR, David Clarinval, consideró que ello enviaría "una señal que plantearía problemas tanto sobre la forma como sobre el fondo" y que "en las circunstancias actuales de tensión relativa en España" no resulta "sensato" escucharle en el Parlamento Federal.


"Aunque se trate de una reunión privada, tiene lugar en la sede del Parlamento Federal y permitiría al Señor Puigdemont utilizar este marco para fines de política española. Esto no podemos aceptarlo. No queremos tomar parte en los problemas españoles", zanjó.


Desde las filas del partido del Centro Demócrata Humanista (CDH), Georges Dallemagne, también se rechazó que desde el Parlamento Federal belga se de "legitimidad a un hombre buscado por la justicia de su país".

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

LO MÁS LEÍDO

logo insolito
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH