Trapero advirtió a Puigdemont del riesgo del 1-O aunque no se opuso

|

Trapero llega a la AN

Trapero llega a la AN


El exjefe de los Mossos d'Esquadra Josep Lluis Trapero ha defendido ante la juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela que trasladó hasta en dos ocasiones al expresidente catalán Carles Puigdemont la preocupación existente en el cuerpo policial para mantener la seguridad ciudadana en la celebración del referéndum del 1 de octubre aunque no se opuso al mismo porque no está en sus funciones.


Trapero, citado a declarar en sede judicial tras ser imputado por un nuevo delito de sedición, ha precisado durante las más de dos horas y media de interrogatorio que se reunió a petición propia en la sede del Govern catalán los días 26 y 28 de septiembre con Puigdemont, el exvicepresidente Oriol Junqueras y el exconseller de Interior Joaquim Forn.


En esos encuentros expuso a Puigdemont que todo lo que se conoce como 'procés' soberanista debía quedar al margen de los Mossos y que ellos tenían la intención de cumplir con el mandato del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC), que ordenó el cierre de los colegios electorales para el día de la votación.


También ha relatado a la magistrada Lamela que igualmente mostró el malestar en el cuerpo policial por la imagen pública que se estaba trasladando de que iban a facilitar la celebración de la consulta ilegal y de que formaban parte de un plan cuyo fin último era la declaración unilateral de independencia de Catalunya.


La jueza de la Audiencia Nacional Carmen Lamela ha dejado en libertad al exjefe de los Mossos d'Esquadra Josep Lluis Trapero y le ha mantenido las medidas cautelares que ya le impuso el pasado 16 de octubre: comparecencias quincenales en el juzgado más cercano, retirada de pasaporte, prohibición de salida del territorio nacional e indicación de un teléfono de contacto donde esté localizable.


De este modo, la magistrada ha desoído la petición inicial de la Fiscalía, que había solicitado, al finalizar la comparecencia de Trapero, que le dejase en libertad, pero bajo fianza de 50.000 euros.


Trapero ha estado declarando durante casi dos horas y media ante la titular del Juzgado Central de Instrucción número 3, que le imputa un segundo delito de sedición, esta vez por la "total inactividad" de los Mossos para evitar el referéndum independentista del 1 de octubre.


NO HAY RIESGO DE FUGA


La jueza ha decidido dejar en libertad sin fianza a Trapero porque considera que no hay riesgo de fuga y que a día de hoy ya no puede comprometer la investigación, al tiempo que al haber sido apartado del cargo al frente del cuerpo policial no puede ocultar o destruir pruebas.


La magistrada resalta en su auto que la única referencia que hace el Ministerio Público para pedir fianza para Trapero es la imputación de un segundo delito de sedición, lo cual agrava su situación procesal, y la posibilidad de que pueda ocultar o destruir nuevas pruebas.


"Estimo que estos motivos no son suficientes para incrementar las medidas cautelares", explica.


Para argumentar su decisión, Lamela recuerda que el exjefe de los Mossos "viene cumpliendo escrupulosamente las medidas que le fueron impuestas" el 16 de octubre y que ese mismo día ya fue interrogado por los hechos del 1 de octubre por el que ha sido imputado ahora, por lo que desde el inicio de las actuaciones ya se estaba investigando "su posible responsabilidad" el día del referéndum.


Asimismo, la jueza subraya que Trapero conoce la nueva imputación desde el pasado lunes, "así como la posibilidad de que los hechos puedan calificarse también como delito de organización criminal", y que la petición de la Fiscalía podía ser "intuida" por el propio investigado desde hace días, "al haberse hecho eco ya de ello algunos medios de comunicación". A pesar de todo ello, afirma, ha acudido este viernes a la citación en la Audiencia Nacional.


La magistrada recuerda que Trapero ya no está al frente de los Mossos d'Esquadra -aunque mantiene su rango de mayor-, por lo que "tampoco tiene una posición de mando dentro del cuerpo que le permita favorecer la ocultación o destrucción de pruebas".


Igualmente, Lamela llamó a declarar al exjefe policial tras conocer la versión del coronel de la Guardia Civil responsable del operativo del 1-O, Diego Pérez de los Cobos, quien dijo que la cúpula de los Mossos incumplió la orden de evitar la celebración de la consulta.


De los Cobos ratificó la versión prestada el 1 de febrero ante el magistrado del Tribunal Supremo que investiga a 28 personas por el 'procés' catalán, Pablo Llarena. En su testifical, el coronel detalló todos los obstáculos que tanto Trapero como el exconsejero del Interior de la Generalitat Joaquim Forn --actualmente en prisión-- fueron poniendo durante la preparación y posterior ejecución del operativo policial.


De Trapero dijo que en una conversación mantenida entre ambos el 1-O, el exjefe policial le llegó a decir que se limitara a la coordinación porque él era "el mando", en sintonía con lo descrito por la jueza de la Audiencia Nacional en su nuevo auto de citación de Trapero.


La magistrada cita también para este viernes a su sustituto al frente del cuerpo policial autonómico tras la aplicación del artículo 155 de la Constitución, Ferran López, aunque en este caso lo hace en calidad de testigo.


ANTECEDENTES


Para la magistrada, es significativa la "actitud" mostrada por los Mossos "en las distintas movilizaciones sociales impulsadas desde las asociaciones soberanistas para respaldar la consecución de los fines secesionistas, manteniéndose al margen de cualquier actuación desarrollada por la Policía y la Guardia Civil".


Es más, destaca que los días 20 y 21 de septiembre los Mossos evitaron "intervenir en los casos" en los que los agentes de Policía y Guardia Civil eran "agredidos" y que "en algunos casos llegaron a increpar e incluso a enfrentarse a alguno de ellos".


En lo que respecta a la celebración del referéndum, Lamela recuerda que el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) acordó ordenar tanto a la Guardia Civil y la Policía Nacional como a los Mossos que impidieran el uso de locales o edificios públicos para que se llevara a cabo y, "lejos de ellos", la actuación de los Mossos fue dirigida a obstruir cualquier actuación que bloquease el plan estratégico hacia la independencia.


PÉREZ DE LOS COBOS


La citación de Trapero se produce una semana después de que la magistrada instructora de la causa tomara declaración en calidad de testigo al coronel de la Guardia Civil responsable del operativo policial del 1-O, Diego Pérez de los Cobos, quien dijo que la cúpula de los Mossos incumplió la orden de evitar la celebración de la consulta.


De los Cobos ratificó la versión prestada el 1 de febrero ante el magistrado del Tribunal Supremo que investiga a 28 personas por el 'procés' catalán, Pablo Llarena


En su testifical, el coronel detalló todos los obstáculos que tanto Trapero como el exconsejero del Interior de la Generalitat Joaquim Forn -actualmente en prisión- fueron poniendo durante la preparación y posterior ejecución del operativo policial.


De trapero dijo que en una conversación mantenida entre ambos el 1-O, el exjefe policial le llegó a decir que se limitara a la coordinación porque él era "el mando", en sintonía con lo descrito por la juez de la Audiencia Nacional en su nuevo auto de citación de Trapero.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

LO MÁS LEÍDO

logo insolito
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH